AFTEROFFICE
deportes

La final de hockey sobre hielo en EU pierde fuerza en TV

El hockey es un deporte que está perdiendo terreno en los ratings televisivos de Estados Unidos. Por ejemplo, la postemporada de esta disciplina registró 621 mil televidentes, mientras que la NBA contó hasta 3.5 millones de personas. 
Domingo Aguilar
03 junio 2014 23:0 Última actualización 04 junio 2014 5:0
Etiquetas
Los Rangers de Nueva York disputarán la final. (Cortesía)

Los Rangers de Nueva York disputarán la final ante los Kings de Los Ángeles. (Cortesía)

Un deporte que garantiza velocidad, fuerza y hasta lucha, podría ser considerado como un juego con las cualidades necesarias para convertirse en un espectáculo popular, pero los ratings para los playoffs de la National Hockey League (NHL) sufren por compartir calendario con los de la National Basketball Association (NBA).

En el hockey sobre hielo, los atletas suelen tener un peso de por lo menos 80 kilos, pueden llegar a deslizarse a casi 40 kilómetros por hora sobre los patines y tienen permitido taclear con esa combinación de masa y aceleración, además de poder arreglar cualquier conflicto por la vía de los puños. Sin embargo, esa mezcla de factores parece no ser suficiente para conseguir que la gente siga la fase de eliminación de la liga, que hoy presenta el inicio de la disputa por la Stanley Cup entre Kings de Los Ángeles y los Rangers de Nueva York.

Los juegos de postemporada de esta disciplina alcanzaron un promedio de 621 mil televidentes en Estados Unidos, a través del canal de NBC Sports, lo que representó un 61 por ciento más que el año anterior. El encuentro más visto este año fue el de los Blackhawks de Chicago contra los Blues de San Luis, quienes tuvieron 2.7 millones de espectadores. Mientras tanto, la liga de baloncesto registró 3.5 millones de personas viendo alguno de los partidos a través de ESPN o TNT.

El hockey ha perdido terreno incluso ante la Major League Soccer (MLS), que según John Skipper, presidente de ESPN, llega a 115 millones de fanáticos cada semana. Incluso el partido amistoso entre México e Israel tuvo un mayor número de telespectadores (2.9 millones, a través de Unimás) en Estados Unidos que los playoffs del deporte sobre hielo.

En México, la NHL es transmitida por el servicio de televisión satelital Sky (que según la Convención de Cobranza tenía más de 5 millones de suscriptores en 2013) sin costo adicional para sus clientes.

La carencia de un clima invernal que facilite la práctica del deporte del puck en México hace que no haya pistas al aire libre
, aunque sí cuenta con 23 canchas registradas ante la Federación Deportiva de México de Hockey sobre Hielo y ante la Federación Internacional de Hockey sobre Hielo, de la cual es miembro activo desde el 30 de abril de 1985. Hay 2 mil 345 jugadores mexicanos afiliados al órgano rector internacional de la disciplina; 390 de ellos son hombres, 358 son mujeres y, a parte de ellos, también hay mil 597 pertenecientes a la categoría Junior.

A pesar de la inexistencia de una amplia práctica del hockey en territorio nacional, los conjuntos representativos debutaron en una Copa del Mundo de la tercera división en el 2000, y desde entonces consiguieron el ascenso a la segunda categoría y se ubican en la posición 36 del ranking.

El bajo número de practicantes también se debe a las dificultades para financiar la obtención del equipo necesario para el desarrollo del juego, aparte de la paga de renta por la utilización de pistas para patinar, que va desde los mil 100 hasta los 2 mil 500 pesos mensuales en el DF.

Un factor importante para el ascenso en la popularidad de una disciplina es la edificación de figuras y en la NHL ha habido un par de descendientes de mexicanos: Scott Gómez (nació en Alaska) y Raphael Torres (Toronto), ambos figuras en una liga en la que Gómez fue el primer jugador de ascendencia latina en ser seleccionado por el Draft de la liga, ser Novato del Año y ganar la Stanley Cup.