AFTEROFFICE
buena vida

La fiesta de la vid

Lo mejor de la producción nacional se presenta en la tercera edición del Festival del Vino Mexicano. "Tenemos etiquetas que no encuentras en ningún otro lugar, que no están a la venta al público", comenta Alejandro Ochoa, organizador de #FEVINO.
Rosario Reyes
05 noviembre 2015 21:2 Última actualización 06 noviembre 2015 5:0
“El consumo de vino mexicano en el país ha tenido un incremento muy importante”, dice Alejandro Ochoa, organizador del evento. (Cortesía)

“El consumo de vino mexicano en el país ha tenido un incremento muy importante”, dice Alejandro Ochoa, organizador del evento. (Cortesía)

En el país se producen caldos premium cuyo consumo es exclusivo en el mercado internacional. Pero también hay otros de alta calidad de pequeñas bodegas que no cuentan con una infraestructura de distribución en el país; una grave pérdida para su paladar.

Hace tres años nació #FEVINO, el festival del vino mexicano organizado por Grupo Ochoa y la empresa de promoción vinícola Vinisfera, que se realiza en dos sedes: el DF y Guadalajara. Este 7 de noviembre en el Campo Deportivo Estado Mayor Presidencial, el visitante podrá degustar más de 200 caldos. La sede en Guadalajara es el Jardín Trasloma, los días 28 y 29 de noviembre.

“El consumo de vino mexicano en el país ha tenido un incremento muy importante”, dice Alejandro Ochoa, organizador del evento. “Este año en Guadalajara tenemos 84 y en el DF 63 de las 190 bodegas registradas en el país. El primer año iniciamos con 47 en ambas sedes”.

1


Vino

“Son bodegas chicas con tirajes anuales muy reducidos, que sin embargo son las que traen la propuesta de mayor importancia del vino mexicano a nivel internacional”, dice el empresario. También, explica, hay otras poco conocidas, pero de altísima calidad. “Tenemos etiquetas que no encuentras en ningún otro lugar, que no están a la venta al público en el país y de otro modo no tendríamos oportunidad de probar".

Coahuila, Baja California, Chihuahua, Zacatecas, Jalisco, Guanajuato y Querétaro son algunos los principales productores y se caracterizan por la diversidad y la experimentación, asegura Alejandro Ochoa. “El momento por el que está pasando México actualmente, al no tener un bagaje largo en el área vitivinícola, ha hecho que los enólogos tengan la libertad para experimentar, sin ningún paradigma, mezclas novedosas que han sido reconocidas a nivel mundial”. 

#FEVINO2015
Fecha: 7 de noviembre
Lugar: Campo Deportivo Estado Mayor Presidencial
Dirección: Constituyentes 851, Col. Lomas Altas
Horario:13:00 a 23:00
 Entrada: 600 pesos


A pesar de que los vinos mexicanos cargan con un sobreprecio por impuestos de alrededor de 40 por ciento, no son caros en su venta al público, afirma, pues 85 por ciento de su producción que se consume en el país tiene un costo promedio de 70 pesos por botella. Los precios más altos, en relación a la calidad de los caldos, rondan los 800 pesos. El tema de los impuestos y la Denominación de Origen son los grandes pendientes, pero, concluye Ochoa, es un gran avance en su posicionamiento que los mexicanos comiencen a preferirlos.

PARTICIPANTES
Algunas de las bodegas participantes son Adobe Guadalupe, Alximia, Berry Me, Bodegas de la Parra, Casa De Piedra, Casa Madero, D’poncelis, Estación Porvenir, Fluxus, Hilo Negro, L.A. Cetto, Lomita, Mariatinto, Monte Xanic, Quinta Monasterio, Rondo Del Valle, Santos Brujos, Traspatio, Villa Montefiori, Viñedos Las Nubes, Vinisterra y Vinos Labios Rojos.

En cuanto a la oferta gastronómica, Burguer Lab, La Reina de la Brasa, Simonna y Pan de Lujo estarán en el DF, y en Guadalajara Chancho, ECI Grill, Olio Bistro y Puercoespada, entre otros.