AFTEROFFICE
CULTURAS

La exploración espacial da un salto a la historia

Ayer sucedió algo insólito en la historia de la humanidad: se realizó la primera operación de éxito en el descenso de robots en un cuerpo estelar. La operación estuvo a cargo de la Agencia Europea del Espacio. 
Agencias
12 noviembre 2014 22:45 Última actualización 13 noviembre 2014 5:0
Etiquetas
Philae

Philae

La aventura del espacio ya no es la misma. El miércoles 12 de noviembre marca un punto y aparte en la historia del hombre: a 510 millones de kilómetros y a la hora precisa, Philae, la sonda que se desprendió de la nave Rosetta siete horas antes, aterrizó en la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, descubierto por este par de científicos rusos el 11 de septiembre de 1969.

La misión de la Agencia Europea del Espacio (ESA, por sus siglas en inglés) se convierte así en un hito para la humanidad. Cuando la sonda tocó suelo, en un lugar llamado Agilkia, la emoción invadió los centros de operaciones de la ESA en Alemania y Francia. La euforia se propagó en otras instituciones europeas y estadounidenses. Luego, a todo el planeta. Fue la primera operación de éxito en el descenso de robots en un cuerpo estelar.

Paolo Ferri, director de operaciones de la misión de ESA, dijo que el descenso del módulo de la sonda espacial en la superficie del cometa tuvo una precisión perfecta. “Todos lloraron”, afirmó Ferri.

A las 16:03 (10:03 horas tiempo de la Ciudad de México), la agencia recibió una señal de Philae después que se posó en el suelo helada del cometa. “Definitivamente confirmamos que el módulo está sobre la superficie”, dijo el director de vuelo Andrea Accomazzo. El venturoso encuentro coronó un trayecto de 6 mil 400 millones de kilómetros que comenzó hace una década.

Aunque se necesitan más inspecciones antes de determinar el estado del módulo, el hecho de que descanse sobre la superficie del cometa es en sí un logro notable, la culminación de una misión larguísima para estudiar los cometas y aprender más sobre los orígenes de estos cuerpos celestes.

La misión permitirá la oportunidad de poner a prueba la teoría de que los cometas trajeron materia orgánica y agua a la Tierra hace miles de millones de años, dijo Klim Churyumov, uno de los dos astronautas que descubrieron el cuerpo celeste. Se estima que las baterías del módulo durarán solamente 64 horas, pero eso deberá ser suficiente para recoger una catarata de datos

“patrullaje_golfo_tu160"