AFTEROFFICE
culturas

La especulación, un mito en el arte: Reviriego

El arte es un activo seguro cuando hay inestabilidad financiera, por su baja correlación con el mercado bursátil. Como presidenta de Callia, Carmen Reviriego asesora a coleccionistas para que adquieran acervos que les nutran el alma y el bolsillo.
Eduardo Bautista
17 mayo 2017 22:11 Última actualización 18 mayo 2017 17:23
"El arte siempre brinda prestigio social... sirve como preservación de capital", dice Reviriego. (Especial)

"El arte siempre brinda prestigio social... sirve como preservación de capital", dice Reviriego. (Especial)

La vida de Carmen Reviriego transcurre entre aeropuertos y hoteles. Su noción del hogar es muy distinta al del resto de los mortales. Vuela alrededor de 30 horas al mes y no es agente de la Interpol ni piloto, pero se mueve en un mundo más fascinante: el del mercado del arte.

Como presidenta de Callia, asesora a los grandes coleccionistas para que adquieran acervos que les nutran el alma y el bolsillo. Hoy en París y mañana en Nueva York, esta mujer española ha vendido obras de Picasso y de Miró. Y aunque sabe que el arte es un laberinto difícil de descifrar, no es tímida a la hora de hablar sobre un negocio tradicionalmente hermético, que conoce tras bambalinas y que movió hasta 45 mil millones de dólares en 2016, según el último informe anual de The European Fine Art Foundation (TEFAF).

___¿Qué papel juega la ética en este mercado y qué tan importante es impulsar un coleccionismo con responsabilidad social?
___Es una necesidad. La misión del arte siempre ha sido la transformación social. Mi objetivo es orientar a los coleccionistas hacia el mecenazgo y el apoyo de artistas emergentes. Los museos son templos del arte, pero también son espacios formativos. El arte humaniza. Y en el momento en que uno se siente humano, empatiza con los demás; algo fundamental en tiempos en los que nos la pasamos produciendo y consumiendo a una velocidad vertiginosa. El arte rompe esa inercia consumista. Nuestro objetivo es no convertir las obras de arte en mercancías.

___¿Qué opina de los nuevos millonarios que compran obra a diestra y siniestra en las subastas?
___El arte siempre brinda prestigio social, pero ante todo debemos saber que, más que inversión, sirve como preservación de capital. No estoy de acuerdo con el mito de la especulación. Cuando en 2015 se vendió Las mujeres de Argel, de Picasso, en 179 millones de dólares, la gente se sorprendió y algunos medios aseguraron que era especulación, cuando no lo era. La pieza había sido adquirida por el coleccionista 25 años antes. Y si hacemos una fórmula sencilla de interés compuesto, el interés neto anual es de 8.65 por ciento. No es tanto, ¿verdad? Es irreal creer que si hoy compramos un cuadro en 50 mil dólares, dentro de cinco años lo venderemos en 200 mil.

___Quizás el mito circuló porque, después de la crisis financiera de 2008, muchos inversionistas refugiaron su dinero en el arte...
___Un día después de que Lehman Brothers quebrara, Damien Hirst batió un récord en Sotheby’s, en la mayor subasta dedicada a un solo artista, al recaudar casi 200 millones de dólares. El arte es un buen refugio en momentos de inestabilidad financiera. Es un activo diversificador y conservador, que se mueve en un mercado vivo e íntimamente ligado a la riqueza. Aunque las grandes cunas sigan siendo Nueva York y Londres, cada año aparecen nuevos mercados emergentes. Lehman Brothers cayó, pero nadie puede pensar que también lo harán Picasso, Rubens o Gauguin. El arte como activo tiene una característica que lo hace muy atractivo en los momentos de incertidumbre financiera: su baja correlación con los mercados bursátiles.

__Artprice refirió hace poco que China lideró el mercado de subastas en 2016, con 4 mil 790 mdd en transacciones, 10 por ciento más que Estados Unidos. ¿A qué se debe este crecimiento?
___Los chinos tienen a las dos grandes casas subastadoras del mundo (Christie’s y Sotheby’s), pero también las propias. El coleccionista chino compra mucho arte local, aunque en años recientes ha crecido su consumo de arte occidental. Sin embargo, este fenómeno también se debe a que los coleccionistas de Occidente prefieren, cada vez más, comprar a través de galerías o dealers por razones de privacidad en sus transacciones. Esto no sucede en Asia, donde China domina el mercado de subastas con casi el 90 por ciento de las operaciones. Lo que más se vende son old masters y antigüedades, seguido por arte moderno y contemporáneo.

___¿Cómo se ha transformado el mercado chino en la última década?
___En los últimos años han implantado una doctrina de “calidad y no cantidad”, mediante la cual se reúnen, en cada subasta, obras excepcionales, evitando así la forma de operar de las casas subastadoras chinas, donde salían a la venta demasiados lotes con muchos problemas de falsificaciones y con un número muy elevado de bought-in (lotes sin vender).

___¿Qué le espera al mercado en 2017?
La fuerte caída de las ventas en subastas en 2016 ha beneficiado las ventas privadas a través de dealers y galerías, y ha propiciado el aumento de las ventas en Internet. En 2017 seguiremos con esta tendencia. El mercado global del arte se verá influído por los cambios políticos. El 50 por ciento de los marchantes de arte cree que el Brexit tendrá un efecto negativo en el mercado, pues en el Reino Unido se genera el 24 por ciento de las ventas mundiales.

___¿Es decir que nos acercamos a un mercado del arte en línea?
___Las ventas online continuarán en ascenso. El 75 por ciento de las obras que se venden en Internet tienen precios por debajo de los 5 mil dólares, un rango francamente bajo. Aun así, la tendencia es positiva. Los expertos creen que las pujas online en tiempo real crecerán más que las subastas presenciales y telefónicas. Por otra parte, el 67 por ciento de los dealers confía en que este mercado en línea aumente durante 2017.

___¿Cómo se lidia con las falsificaciones de obras?
___El primer paso es adquirir la obra en un lugar serio; la reputación es el bien más preciado para un profesional en este mercado. Hay muchas formas de comprobar la autenticidad de una pieza. Existen, por un lado, los catalogues raisonnés (catálogos razonados), que incluyen un listado completo de todas las obras que realizó un artista. También contamos con plataformas como The Art Loss Register, la base privada de datos de arte robado más grande del mundo. A través de esta compañía podemos comprobar si la pieza que nos interesa adquirir ha sido robada, exportada ilegalmente o ha participado en algún delito de falsificación. Pero sin duda la mejor forma de comprar arte de forma segura es a través de un asesor de confianza, y en las ferias y galerías más importantes del mundo.

___¿Qué posición tiene México en este negocio?
___El mercado latinoamericano ha crecido en torno a un 20 por ciento anual. Y México es, junto con Brasil y Colombia, el principal motor de este crecimiento. El auge se debe, primeramente, a la calidad de los artistas que ha producido el continente, pero también a la labor que están realizando el MoMA y la Tate Modern de invitar a más mecenas de la región, como Patty Phelps de Cisneros o Estrellita Brodsky.