AFTEROFFICE

La electroacústica emergente: 12 autores
en un CD

Bajo el título Flux, el álbum reúne las creaciones de 12 jóvenes compositores que participaron en el primer taller de Composición para flauta y electrónica del Núcleo Integral de Composición.
Rosario Reyes
21 febrero 2016 20:59 Última actualización 22 febrero 2016 5:0
Juan Ramón Urrusti, barítono; Alejandro Escuer, flautista; Enrique Mendoza, compositor, encabezan este proyecto.

Juan Ramón Urrusti, barítono; Alejandro Escuer, flautista; Enrique Mendoza, compositor, encabezan este proyecto.

Luego de colaborar con el Cuarteto Latinoamericano de Cuerdas y el cuarteto de percusiones Tambuco, el Núcleo Integral de Composición (Nico) presenta su tercera producción discográfica, con Onix Ensamble.

Bajo el título Flux, el álbum reúne las creaciones de 12 jóvenes compositores que participaron en el primer taller de Composición para flauta y electrónica, interpretadas por Alejandro Escuer, quien ofrecerá un concierto de presentación de este material el domingo próximo en el Anfiteatro Simón Bolívar del Antiguo Colegio de San Ildefonso.

“En este disco hay doce piezas excelentes, rítmicas, atmosféricas, contemplativas, algunas más experimentales que otras. Cada una tiene su propia identidad y cada compositor logró plasmar algo muy personal”, detalla el músico y cofundador de la escuela, Esteban Chapela.


Durante un año, los participantes del taller de trabajaron en la creación de estas piezas en estrecha colaboración con el flautista.

“Los estudiantes trabajan en todas la fases, desde la creación, hasta la producción”, explica Enrique Mendoza, director artístico del espacio académico, donde además de composición musical, a los alumnos se les enseña a utilizar herramientas para crear música electrónica, como diversos programas computarizados. También aprenden a crear sus propios recursos.

Los músicos participantes crean obras para instrumento y electrónica, un repertorio que, según Chapela, es atractivo porque “los solistas pueden hacer un concierto donde toquen sólo su instrumento y la electrónica los acompañe con una paleta de sonidos mayor, como un gran ensamble, siendo sólo un intérprete”.

Fundado por Enrique Mendoza, Esteban Chapela y Andrés Franco, el Núcleo Integral de Composición tiene un programa de estudios dirigido a egresados de licenciatura único en América Latina. Inició en 2011 con un diplomado en la maestría en Composición musical para cine y artes escénicas, creada en coordinación con el Centro de Capacitación Cinematográfica, La Casa del Teatro y la escuela Contempodanza.

“En todos los cursos invitamos a gente externa a dar pláticas, conferencias y hasta a revisar las obras, por ejemplo en el diplomado de cine invitamos a directores, diseñadores sonoros, que ayudan a esa integralidad, para que los alumnos sepan todas las partes del oficio y tengan un vocabulario más amplio”, explica Enrique Mendoza sobre el esquema de enseñanza en el que han colaborado compositores como Rodrigo Sigal, Felipe Pérez Santiago y el propio Alejandro Escuer.

Además del diplomado, este instituto ofrece talleres de composición acústica o de ensamble y electroacústica, en los que igualmente propicia una colaboración estrecha de los autores con los intérpretes. Cada ciclo de aprendizaje es afianzado con la grabación de un disco que se presenta en concierto, como en este caso.