AFTEROFFICE
deportes

La detección de nuevos talentos, sería el futuro de Salvador Cabañas

El ex delantero paraguayo Salvador Cabañas podría regresar a vivir a México, específicamente a Chiapas para trabajar con el club Jaguares como buscador de talentos; por su figura y como parte de la historia del club, se cree que puede ser de gran valía su colaboración.
Francisco Arredondo
10 agosto 2014 22:11 Última actualización 11 agosto 2014 5:0
Salvador Cabañas estuvo en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde la directiva de Jaguares le rindió un homenaje. (Cortesía)

Salvador Cabañas estuvo en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde la directiva de Jaguares le rindió un homenaje. (Cortesía)

A cuatro años de haber recibido un disparo en la cabeza en un bar de la Ciudad de México, la madrugada del 25 de enero de 2010, el delantero Salvador Cabañas Ortega trata de acostumbrase a su realidad fuera de las canchas y lejos del glamour que envolvía a su carrera.

El ex futbolista estuvo en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde la directiva encabezada por Carlos Hugo López Chargoy le rindió un homenaje, como un reconocimiento a su paso por el cuadro de la selva de 2003 a 2006, cuando se convirtió en el máximo goleador del club, para después fichar por el América.

Desde aquel accidente, la carrera del delantero se derrumbó, sus problemas personales se incrementaron al grado de que perdió gran parte de su patrimonio. Pero más allá de hundirse, prefiere seguir adelante y buscar alternativas para llevar una vida sin complicaciones en todos los sentidos.

“He tenido que pasar por muchas cosas difíciles, la separación con mi pareja, que me han robado todo, muchas cosas complicadas, pero lo importante es que estoy bien, que tengo salud y que estamos aquí con la gente”, senaló el guaraní.

“Me tengo que ubicar en mi realidad, esto del futbol ya es muy difícil para mí, por eso, como he dicho, ya contemplo el retiro; han existido otras ofertas, pero ya estamos pensando y hablando sobre el retiro”.

-¿Qué es el futbol para ti?
"Es mi pasión, pero es tiempo de dejarlo, después de jugar durante más de 20 años".

Pese a que perdió mucho de su dinero (estima que cerca de un millón y medio de dólares desapareció de su cuenta), Chava trata de llevar una vida normal y prefiere pensar en que pronto las cosas volverán a hacer más ligeras.

“Créeme que soy un agradecido con Dios. Estar aquí, como hace 11 años que llegué por primera vez, es un motivo de satisfacción, porque uno siempre debe ser agradecido con cada una de las cosas que te suceden en la vida”, destacó Cabañas Ortega, quien jugó su último partido en el balompié mexicano el sábado 23 de enero de 2010 con la playera de las Águilas del América.

“Prefiero no vivir amargado, ya suficiente ha sucedido en mi vida. Estoy agradecido con todo lo que me hicieron vivir en el futbol mexicano, eso es lo que realmente me interesa, ya no quiero vivir del pasado, quiero mirar hacia adelante”.

Salvador podría regresar a vivir a México, específicamente a Chiapas para trabajar con el club Jaguares como buscador de talentos; por su figura y como parte de la historia del club, se cree que puede ser de gran valía su colaboración.

“Desde 1994 juego en Primera División, pero ya llegó el tiempo de dedicarme a enseñar a los niños, porque mi anhelo es ayudar a formarse de la mejor forma para luego ubicarlos”, mencionó.

El paraguayo será uno de los referentes principales de los chiapanecos y el balompié nacional, después de disputar un total de 218 partidos y marcar 125 anotaciones.