AFTEROFFICE
DEPORTES

La Copa del Mundo
ya llegó a México

El trofeo que anhelan ganar las selecciones del próximo mundial de Brasil ha llegado a México una vez más y se quedará hasta el 12 de febrero. Conoce un poco de la historia de este premio.
Domingo Aguilar
09 febrero 2014 20:29 Última actualización 09 febrero 2014 20:30
La Copa del Mundo estará en el Campo Marte hatsa el 12 de febrero. (Édgar López)

La Copa del Mundo estará en el Campo Marte hatsa el 12 de febrero. (Édgar López)

La Copa del Mundo estuvo en el Distrito Federal una vez más gracias a la tercera edición del tour mundial del trofeo. México significó la escala número 69 de un total de 89 países que el máximo galardón de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) visitará antes de que el torneo inicie en Brasil.

La escultura dorada arribó a territorio nacional después de haber estado en Guatemala y el próximo 12 de febrero partirá a Canadá para continuar con su ruta, la cual constará de 149,576.78 kilómetros, distancia equivalente a más de tres veces la circunferencia del planeta Tierra.

Durante el primer recorrido internacional de la estatuilla, previo al certamen de Alemania 2006, ésta estuvo en 31 ciudades de 28 países diferentes. En la segunda ocasión estuvo en 84 naciones, entre ellas 50 africanas, que fueron mayoría porque era el primer Mundial que albergaba el continente.

“La FIFA tiene 209 asociaciones miembros, por lo que hasta 2022, junto con Coca-Cola, vamos a visitar cada una de las 209 asociaciones”, dijo Ian Shelters, vocero oficial de la institución que rige el futbol profesional y que inclusive tiene más países afiliados que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la cual cuenta con 193.

El italiano Silvio Gazzaniga fue el que diseñó la copa actual y su modelo fue seleccionado por encima de otras 53 propuestas (no hay imágenes de los diseños que compitieron). La obra de Gazzaniga pesa 6.175 kilos, de los cuales 4,927 gramos son de oro de 18 kilates; tiene una altura de 36.8 centímetros y en su base hay dos anillos de malaquita; se esculpió en 1973 y se le entregó por primera vez al capitán de Alemania Federal, Franz Beckenbauer, después de haber vencido a Holanda en la final del torneo de 1974. El galardón “Jules Rimet” fue sustituido después de que Brasil ganó el derecho a poseerlo (además de haber sido robado en el país que albergará la competencia global este verano).

El trofeo sólo puede ser tocado por los equipos que ganan la final de la máxima competencia del futbol, aparte de los mandatarios de cada país que visita. La figura dorada ya no la puede conservar ningún ganador; los campeones tienen derecho a quedarse una réplica, “cuando México gane el mundial, se podrá quedar una réplica”, expresó el vocero de la FIFA durante la conferencia de prensa donde se presentó la copa en la capital mexicana.