AFTEROFFICE
buena vida

La Cofradía de Amazonas,  en pro de las mujeres

Martha Ortiz es una apasionada y defensora de las mujeres, organiza al lado de otras tres valientes cocineras un proyecto altruista para generarles un beneficio. Yérika Muñoz, Paola Garduño, Lula Martín del Campo y ella se lanzan en una batalla simbólica para promover y apoyar el trabajo de las mujeres.
Myrna I. Martínez.
03 mayo 2015 21:46 Última actualización 04 mayo 2015 5:0
“La Cofradía de Amazonas está integrada por colegas maravillosas. Es una sinfonía, tiene sus adagios y sus allegros", dice Martha Ortiz en entrevista. (Eladio Ortiz)

“La Cofradía de Amazonas está integrada por colegas maravillosas. Es una sinfonía, tiene sus adagios y sus allegros", dice Martha Ortiz en entrevista. (Eladio Ortiz)

Apasionada y defensora de las mujeres, organiza al lado de otras tres valientes cocineras un proyecto altruista para generarles un beneficio. Yérika Muñoz, Paola Garduño, Lula Martín del Campo y Martha Ortiz se lanzan en una batalla simbólica para promover y apoyar el trabajo de las mujeres.

La Cofradía de Amazonas está integrada por colegas maravillosas. Es una sinfonía, tiene sus adagios, sus allegros, y creo que son mujeres llenas de virtud, de fuerza y de talentos diversos”, dice Martha Ortiz en entrevista.

___¿Qué trabajo realizará con la Cofradía?
___ El lema es “con la cuchara en una mano y con la espada en la otra”, porque también hay una parte de defensa y hay propósitos muy específicos como son crear bolsa de trabajo para mujeres y el apoyo a las productoras. Cada una tenemos inquietudes distintas, somos distintas y esa diversidad nos hace muy fuertes.

___ Usted siempre ha estado comprometida con las mujeres...
___ Año con año hago un trabajo que me conmueve y me compromete, que es octubre rosa; éste es el cuarto año que soy embajadora y el lema es “juntas somos más fuertes”. Estas pacientes divinas son como amazonas, que también perdieron un seno, y esa es parte de su grandeza. Sí es verdad que juntas somos más fuertes, veo cómo se apoyan y unas a otras se dan besos y abrazos. A mí me gusta bordar al lado de ellas.

___ Tenemos una tradición culinaria de amazonas...
___ Soy defensora de las mujeres como estandarte de la cocina mexicana y es algo que a los hombres no les gusta escuchar, se sienten amenazados cuando nadie les está quitando nada, simplemente estamos hablando de historia. Es una cocina de virtud, de los conventos, cargada de una enorme sensualidad; imagino a estas monjas jovencitas hincadas muélele y muélele en el metate, sintiendo toda esta concupiscencia. ¿Y a dónde la llevaban? A la gastronomía. No hay nada más fuerte y brutal que un mole, es como un estallido sexual, tener 50 ingredientes en la boca es lo mas parecido al éxtasis, placer sin fin.

___ Como en Como agua para chocolate cuando están todos sobreexcitados por la comida...
___ Claro, para mí Como agua para chocolate es el parteaguas de la cocina mexicana. Gracias a ese libro, no a ningún cocinero, se da a conocer la cocina mexicana en el mundo. Tiene estos atributos líricos femeninos, una enorme poesía y trascendencia. Este año saldrá un libro que hice con mi amiga Laura Esquivel, que se llama El secreto de los labios, la caricia del maíz.

___¿Qué personajes o arquetipos femeninos admira?
___ Sor Juana , una mujer brutalmente pensante. Me gustan muchos los personajes y arquetipos femeninos y hay mucho que pensar de todos. Estamos en un momento, como diría Gilles Lipovetsky en el libro La tercera mujer, donde la incorporación de la mujer en el aparato productivo es la revolución más importante; más que la industrial. A mí me apasiona ver a mujeres médicos, ingenieros, que hacen de su vida la mejor receta y de eso se trata María va, el libro que estoy haciendo con Planeta.

___ Dulce Patria cumple cinco años, ¿una dulce victoria?
___ Cinco años no son pocos, son los que duró Águila y Sol, y significa esta cuestión de inicio y fin, el quinto sol, círculos perfectos, el ying yang. El cierre de Águila y Sol fue un luto, una especie de muerte. Le puse Dulce Patria porque mi país es más que mi gobierno y ojalá mi patria sea dulce. El logotipo es una mujer a caballo con la llama de la patria, para decir me la sé y voy a seguir caminando, tú me cierras y te la vuelvo a hacer hasta que te canses.