AFTEROFFICE
culturas

La ciencia gana sus espacios entre jóvenes mexicanos

La convocatoria de la Primera Muestra Nacional de Imágenes Científicas fue un acontecimiento que reveló otra cara de México, sostiene Roxana Eisenmann, directora de la exhibición que se realizará del 22 al 25 de septiembre en la Filmoteca de la UNAM.
Rosario Reyes
12 septiembre 2016 20:43 Última actualización 13 septiembre 2016 5:0
Filmoteca recibirá el primer gran entusiasmo por la divulgación entre investigadores y televisoras. (Especial)

Filmoteca recibirá el primer gran entusiasmo por la divulgación entre investigadores y televisoras. (Especial)

La convocatoria de la Primera Muestra Nacional de Imágenes Científicas fue un acontecimiento que reveló otra cara de México, sostiene Roxana Eisenmann, directora de la exhibición que se realizará del 22 al 25 de septiembre en la Filmoteca de la UNAM.

“Para nosotros es muy importante divulgar la producción científica de México, no solamente enfocada a las televisoras, sino a las universidades y productores independientes. Hay muchísimo material, todas las televisoras estatales y culturales tienen espacio para la ciencia. Además, muchos grupos independientes que también producen materiales sobre laboratorios y grandes investigaciones”, destaca.

Se inscribieron 99 materiales sometidos a un jurado internacional (España, Colombia y México), para integrar el programa final, compuesto de 31 trabajos, los cuales se proyectarán en México y España. Los animales en peligro de extinción, los desastres ecológicos y las nuevas aportaciones sobre anatomía conforman esta asombrosa muestra.

El evento reconocerá al biólogo Iván Trujillo el 19 de octubre a las 12:00 horas, en la sala Julio Bracho del Centro Cultural Universitario.

“Él fue precursor de este tipo de encuentros y en su honor hay que darles continuidad”, dice la directora sobre el actual titular del Festival de Cine de Guadalajara, que en 1988 ganó un Ariel por su documental sobre la mariposa monarca.

Eisenmann advierte que la divulgación científica ha cambiado gracias los avances tecnológicos, los cuales han permitido una mayor penetración social.

“Los públicos juveniles exigen una mayor cantidad de imágenes, más vistosas. Las televisoras se han abocado a cubrir esos requerimientos en multiplataformas. Esto es muy importante, porque es en estos espacios en donde se afilian las nuevas generaciones. Tenemos materiales que utilizan animación, un recurso indispensable para la difusión de la ciencia, como México en la edad de hielo, que abre el programa, junto con Embajador de la naturaleza”, puntualiza.