AFTEROFFICE
deportes

Knicks de NY: cuestan mucho, pero valen poco

Los Knicks de Nueva York, de acuerdo a la revista Forbes, son la franquicia más cara de la liga de basquetbol estadounidense. Sin embargo, su éxito financiero contrasta en que actualmente se encuentran fuera de los puestos de playoffs.
Alain Arenas
18 febrero 2016 23:3 Última actualización 19 febrero 2016 5:0
Más de cuatro décadas sin título no influyen en las finanzas de los Knicks de Nueva York. (AP)

Más de cuatro décadas sin título no influyen en las finanzas de los Knicks de Nueva York. (AP)

Se estima que su valor es de 3 mil millones de dólares, el doble que 22 de los 30 equipos de la NBA, y entre 300 mil y mil 300 mdd mayor que el de los siete restantes.

Los Knicks de Nueva York, de acuerdo a la revista Forbes, son la franquicia más cara de la liga de basquetbol estadounidense. Sin embargo, su éxito financiero contrasta en que actualmente se encuentran fuera de los puestos de playoffs, instancia a la que no acceden desde 2013.

Lejos de los conjuntos con las mejores marcas en esta temporada, como los Warriors (48-4), Spurs (45-8) o Cavaliers (38-14), el cuadro neoyorquino (23-32) ocupa actualmente el lugar 21 (de 30) y se ubica a cinco victorias de distancia del octavo puesto en la Conferencia Este.

A pesar de que acumulan seis derrotas consecutivas y no han ganado ninguno de sus últimos cinco partidos en casa, personalidades de Hollywood y de otros deportes son sus seguidores. La cantante Ciara, el quarterback de los Halcones Marinos, Russell Wilson, el comediante Jerry Seinfield o el pitcher de los Mets, Matt Harvey, ocupan regularmente las primeras filas del Madison Square Garden.

El equipo saca la mayoría de sus ganancias de la venta de boletos de entrada, que representan 240 millones de dólares para la institución. El inmueble donde juegan lo comparten con los Rangers, de la NHL, además de que es rentado para funciones de boxeo o, fuera de lo deportivo, para conciertos, como el de Black Sabbath, que se presentará el 25 y 27 de febrero.

De los integrantes de la plantilla actual, el más destacado es Carmelo Anthony, quien es el líder en puntos (21.4), asistencias (4.2) y rebotes (7.9) por partido. Además, es el único que ha sido llamado al Juego de Estrellas en las últimas tres campañas.

Faltan unas semanas para que se cumplan 43 años desde que los Knicks ganaron su último campeonato en 1973 (4-1 sobre los Lakers), 17 desde que jugaron su última final en 1999 (cuando perdieron 4-1 contra San Antonio), nueve (2007) desde que la Madison Square Company adquirió a la organización, y la franquicia no ha podido ganar otro título.

El integrante del Salón de la Fama, Patrick Ewing (jugó y perdió dos series finales con el equipo), el vicepresidente de operaciones, Phil Jackson, quien consiguió 11 campeonatos como entrenador (seis con los Bulls y cinco con los Lakers), y del ex coach Derek Fisher (cinco veces monarca de la NBA) no lograron levantar nuevamente el Trofeo Larry O’Brien para Nueva York.

Pero su caso no es único. Los Vaqueros de Dallas son el equipo más valioso (4 mil millones de dólares) de la NFL, aunque no han sido campeones desde 1995. Asimismo, en la MLB, los Yanquis de Nueva York son la escuadra más cara del beisbol (3 mil 200 millones de dólares) y tampoco han conseguido un título desde 2009.