AFTEROFFICE
culturas

Katzarava se asienta en el grosor de la cuerda lírica

"Por fin mi voz ha madurado", dice la soprano mexicana María Katzarava, quien debutará con roles de lírico en su agenda europea. La cantante prepara su primera incursión en la ópera en un acto "La voz humana", en el Palacio de Bellas Artes.
Rosario Reyes
28 junio 2016 21:0 Última actualización 29 junio 2016 5:0
El pasado 5 de junio en la Ópera de Lausana, Suiza, Katzarava debutó como Marguerite en "Fausto", de Gounod. (Edgar López)

El pasado 5 de junio en la Ópera de Lausana, Suiza, Katzarava debutó como Marguerite en "Fausto", de Gounod. (Edgar López)

A una década de su debut en Bellas Artes, donde interpretó a Stéphano en Romeo y Julieta -que entonces protagonizaron Rolando Villazón y Anna Netrebko-, María Katzarava se asienta en el grosor de la cuerda lírica; una transición que ha tomado con cautela, y en la que finalmente se siente a sus anchas.

“Siempre he tenido una tendencia para el repertorio más pesado, pero por la edad y la vida emocional, no lo podía abordar temprano en mi carrera”, dice la soprano mexicana, quien el 6 y 8 de agosto próximos interpretará a Liu en la producción de Turandot, de Puccini, que presentará el Festival de Peralada, con el Coro y Orquesta del Liceu de Barcelona, ciudad en la que reside.

“Por fin mi voz maduró para poder interpretar los roles que siempre me gustaron, como Madama Butterfly, Tosca, Il Trovatore, en los que me siento libre, fresca, me vienen perfectamente”.

Su siguiente paso será el debut como Cio-Cio San en Madama Buterfly en el Teatro Massimo di Palermo, en Italia, país en el que realizará una gira con La Traviatta.

También este año le espera su primera participación en el Wigmore Hall de Londres, en los Recitales Rosenblatt, con fragmentos de Tosca, Il Trovatore y Manon Lescaut.  “El próximo año voy a debutar en Tosca, escenificada, no en recital; ya estoy probando otro piso”, adelanta.

El pasado 5 de junio en la Ópera de Lausana, Suiza, Katzarava debutó como Marguerite en Fausto, de Gounod. El director Stefano Poda la preparó especialmente para el montaje de Paolo Giani Cei, con el que la artista comenzó a abordar papeles de tesitura lírica, tras casi 15 años de cantar profesionalmente.

ACUDA
"La voz humana"
Lunes 4 de julio, 20:00 horas
Palacio de Bellas Artes
Localidades: $150, $250, $400, $550, $650


“Fue un rol muy importante para mí, muy exitoso, porque requiere de una voz muy pesada; es el primer título del tipo de repertorio que voy a abordar de ahora en adelante”, comparte la ganadora del certamen Operalia 2008.

RETORNO SURREALISTA
Giani Cei
la dirige también en el montaje de cámara de La voz humana que se presentará el próximo lunes en el Palacio de Bellas Artes. Se trata de una producción independiente de Co-Productions y Magnífico Entertainment -el mismo equipo que montó hace tres años la versión teatral de esta pieza bajo la dirección de Antonio Castro- y Lado Be.

Con música de Francis Poulenc y libreto del escritor surrealista Jean Cocteau, esta obra sobre el amor desesperado se presentará a piano y voz, en un escenario prácticamente vacío, con apoyo visual.

En la trama, Cocteau plantea cómo los medios de comunicación no alcanzan a librar los vacíos entre las personas, a través de una mujer que se enfrenta al fin de un romance, y trata de encontrar alivio mediante llamadas telefónicas.

La soprano describe al pianista Abdiel Vázquez, quien la acompañará en esta puesta, como “una orquesta”, por su virtuosismo, aunque reconoce que es un deafío estar sólo los dos en el escenario.

“Es un reto para cualquier soprano, todas nos desquiciamos porque musicalmente es de las óperas más complejas. Este rol incluso lo han interpretado mezzosopranos, porque requiere de una voz pesada, lírica, y dramáticamente es muy fuerte: hay que saber jugar con los momentos emocionales y eso a mí me llena de ilusión. Es muy interesante abordar ese tipo de óperas que no se montan tanto, además soy una gran amante del repertorio francés”, platica.

MEJOR LA GARRA QUE LA PERFECCIÓN
La artista trabajó con el director Giani Cei sobre todo en los matices emocionales de la obra. Juntos desarrollaron la construcción de un diálogo interno dentro de su personaje. “Lo que me dice mi amante –que nunca se escucha-, para tener la respuesta natural del momento”.
Reconocida como una de las grandes voces contemporáneas de México, Katzarava dice que prefiere una interpretación emocionante a una voz impecable. “Es lo que yo misma busco en un espectáculo, salir sacudida y con las emociones a tope”.

La voz humana, que se estrenó en 1959 en París, se escenificó por primera vez en México en 1983, en la Sala Carlos Chávez, bajo la dirección de José Antonio Alcaraz, con la soprano Patricia Mena Di Stefano. En 2011, Olivia Gorra la cantó en el Teatro Julio Castillo. En años recientes se ha montado en las principales casas de ópera en el mundo; sólo en 2015 se presentó en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, el Palais Garnier de París y las óperas de Florencia y San Antonio.