AFTEROFFICE
deportes

Katy Perry, entre el gospel y otros cantos religiosos

En su casa no había discos de Michael Jackson, la música mainstream era considerada satánica y por lo tanto, ni ella ni sus hermanos sabían de su existencia. Ahora es considerada por su padre, hija del diablo. Katheryn Hudson, su verdadero nombre.
Myrna I. Martínez
01 febrero 2015 18:48 Última actualización 02 febrero 2015 15:14
Katy Perry dará hoy el espectáculo más importante de su carrera, la cereza en la cima del pastel. (AP)

Katy Perry dará hoy el espectáculo más importante de su carrera, la cereza en la cima del pastel. (AP)

Katy Perry no ha necesitado ser transgresora, desnudarse, ponerse un vestido de carne cruda, raparse o hacer un gran escándalo para ser una de las artistas pop más relevantes de esta década. Esta noche lo confirma con el show más importante de su carrera: el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl XLIX.

Mientras otras cantantes se preocupan por imitar a Madonna, o echarle pleito, Katheryn Hudson se ha enfocado desde sus inicios a ser auténtica, libre y plasmar su sentido del humor en el escenario y en sus canciones. Hija de un pastor evangélico, Perry nació en 1984 en Santa Bárbara, California, rodeada de gospel y otros cantos religiosos. En su casa no había discos de Michael Jackson, la música mainstream era considerada satánica y por lo tanto, ni ella ni sus hermanos sabían de su existencia.

A los 13 años le pidió a su padre una guitarra de cumpleaños y comenzó a componer. En Youtube se pueden ver los videos de una joven Katy Hudson de cabello rubio y corto, interpretando con una guitarra acústica azul sus composiciones religiosas.

En 2001, antes de cumplir 15 años, grabó en Nashville su primer disco independiente, una mezcla de rock, pop, folk y electrónica con cantos de alabanza a Dios. La influencia religiosa de sus padres no era omnipresente, y ellos no pudieron evitar que su hija en casa de una amiga escuchara un poco de “música del diablo” y el disco que le cambiaría su perspectiva de hacer música: Jagged little pill de Alanis Morissette.

Katy Perry cuenta en el documental a Part of me, grabado en 2011 durante su primera gira mundial California Dreams Tour, que antes de cumplir los 18 años escapó a Los Ángeles a seguir su cuento de hadas. Ahí conoció cómo era la mundana y divertida vida de los adolescentes en LA y tocó la puerta del productor Glen Ballard, responsable del disco de Morissette y compositor del éxito Man in the Mirror de Michael Jackson. Ballard la escuchó y decidió producirla.

Katy cambió el Hudson por el Perry (apellido de soltera de su madre) y consiguió un contrato con la disquera Island Def Jam Music para formar parte de un proyecto con el trío de productores electrónicos The Matrix. Esta relación no fue fructífera. Los ejecutivos le quitaron libertad de decisión, querían imponerle sus puntos de vista y Perry, que recién había escapado del yugo paterno, no estaba dispuesta a ceder. Las constantes desavenencias provocaron que el disco nunca fuera lanzado y la cantante echada a la calle.

En 2006, la compositora estaba en banca rota y cantaba en uno que otro café frente a pocas personas. Su suerte cambió dos años después cuando firmó con Capitol Records y, junto con Ballard y otros productores de renombre, lanzó su primer álbum One of the boys, con una portada estilo pin up y un look similar al de la emblemática modelo de los años 50 Bettie Page. Katy Perry Kiss a Girl en el primer sencillo y éste llegó al primer lugar de Billboard.

En siete años de carrera profesional, la californiana se ha convertido en la única cantante femenina en colocar cinco sencillos de un solo disco, Teenage Dream (2010), en primer lugar de Billboard, algo que sólo había logrado Michael Jackson con Bad, y es la artista con más descargas de canciones en la historia, más de 70 millones.

Sus espectáculos de caramelo y fantasía, su sentido del humor fino, y sus letras que han ayudado a niños y adolescentes a sentirse más libres la han llevado esta noche a ser parte del selecto club del show de medio tiempo del Super Bowl.

La artista de 30 años dijo en la entrevista publicada por la revista Billboard de este mes, que hoy dará el espectáculo más importante de su carrera, la cereza en la cima del pastel. Durante 12 minutos será vista por más de 100 millones de televidentes y podría romper el récord del año pasado de Bruno Mars de 115 millones. Katy Perry, considerada hija del diablo por su padre evangélico, aseguró que el espectáculo tendrá su esencia, sentido del humor y brillantez.

Discografía
Kate Hudson, 2001
One of the boys, 2008
Mtv Unplugged, 2009
Teenage Dream, 2010
Prism, 2013


Sencillos Top 1 de Billboard
I Kissed a girl (One of the boys, 2008)
Part of me (Teenage Dream, 2010)
Last Friday Night (Teenage Dream, 2010)
Firework (Teenage Dream, 2010)
Teenage Dream (Teenage Dream, 2010)
California Gurls (Teenage Dream, 2010)
Roar (Prism, 2013)
Dark House (Prism, 2013)