AFTEROFFICE

Kansas vence a Gigantes y se pone adelante en la Serie Mundial

Con un marcador de tres carreras contra dos sobre el equipo de San Francisco, los Reales tomaron la delantera en la serie Mundial 2014.
AP
24 octubre 2014 23:44 Última actualización 24 octubre 2014 23:44
Reales de Kansas City

Reales de Kansas City

SAN FRANCISCO, California.- Ned Yost 2, Bruce Bochy 1. El mánager de los Reales acertó con sus decisiones y Kansas City se puso en ventaja en la Serie Mundial al vencer 3-2 a los Gigantes de San Francisco.

El venezolano Alcides Escobar bateó un par de hits y remolcó una carrera, Eric Hosmer produjo la anotación decisiva tras un tenaz turno y Lorenzo Cain se lució con un par de atrapadas para que los Reales salieron victoriosos de visita al primero de los tres partidos del Clásico de Otoño en el estadio de la Liga Nacional, poniéndose al frente 2-1 en la serie.

Los últimos 12 outs fueron otra vez a cargo del eficiente bullpen de los Reales. El derecho dominicano Kelvin Herrera y Brandon Finnegan se combinaron para sacar dos ceros sin permitir hits; Wade Davis ponchó a dos en un octavo episodio perfecto; y Greg Holland también trabajó un noveno perfecto para el rescate.

Fue un triunfo clave para la franquicia de los Reales, que busca su primer campeonato desde 1985. De las 57 ocasiones que la Serie Mundial empezó empatada 1-1, el triunfador del tercer duelo se adjudicó el título en 37 ocasiones.

En uno de los estadios más traicioneros para defender, Yost debió reconfigurar su defensa en los jardines, con Cain en el derecho en vez del central. Nori Aoki, el habitual en el derecho, quedó en la banca, mientras que Jarrod Dyson se encargó del central.

Al jugar en el AT&T, los Reales no tuvieron otro remedio que dejar en la banca a Billy Butler. Además, Gordon, sexto en el orden ofensivo en los primeros dos juegos en Kansas City, subió al segundo turno en el orden al bate.

¿Y qué pasó? Cain brilló a la defensiva y Gordon produjo una carrera con el bate.

En la víspera de la Serie Mundial, los análisis de los expertos señalaban que el duelo de los pilotos estaba inclinado a favor de Bruce Bochy, el dirigente que busca conducir a los Gigantes a su tercer campeonato en cinco años.

Pero es Yost quien tiene a Kansas City a dos victorias del título, y desoyendo a sus detractores.

Uno de los reproches es que tiende a ser muy rígido con respecto al uso de sus relevistas, manteniéndolos a rajatabla en un papel. Al usar a Finnegan por Herrera para sacar los últimos dos outs del séptimo, ante un conato de amenaza de los Gigantes, Yost dio con la tecla.

Luego que Hunter Pence abrió el séptimo con un boleto, el dominicano Herrera ponchó a Brandon Belt en cuenta de 3-2. Finnegan entró a lanzar y retiró al emergente dominicano Juan Pérez con una línea al izquierdo y luego con ponche a Brandon Crawford.

A la ofensiva, el momento clave se produjo cuando los Reales anotaron dos veces en el sexto a costa de Tim Hudson, el veterano pitcher abridor de 39 años que debutó en una Serie Mundial.

Escobar abrió el inning con un sencillo por el medio, rompiendo una seguidilla de 12 outs de Hudson. Al siguiente pitcheo, Gordon conectó un doble por el central para traer al venezolano con su décima remolcada de la postemporada, poniendo fin a una racha de nueve turnos consecutivos sin batear de hit.

Luego que Cain fue retirado con un rodado, Hosmer bateó un sencillo por el medio para impulsar la tercera anotación. Lo hizo con un turno excepcional, en el que bateó seis fouls e hizo trabajar 11 pitcheos al relevista zurdo puertorriqueño Javier López.

Jeremy Guthrie, el abridor de los Reales, dominó al colgar el cero en los primeros cinco innings. Pero los Gigantes lograron finalmente descifrarle en el sexto, con un doblete remolcador del emergente Michael Morse por la raya de tercera base y un rodado de Buster Posey ante Herrera.

Con 39 años y 102 días de edad, Hudson se convirtió en el segundo lanzador más viejo en debutar en una Serie Mundial, según STATS. Sólo es superado por Jamie Moyer, que tenía 45 años y 342 días cuando abrió por Filadelfia contra Tampa Bay en el tercer juego del clásico de 2008.

Escobar saludó el primer pitcheo de Hudson, una recta de 91 millas por hora, y lo depositó sobre la base del muro en el rincón el bosque izquierdo. El torpedero venezolano avanzó a la antesala cuando Gordon conectó un rodado por la inicial y luego anotó con otro rodado de Cain por el campocorto.

Hudson también se metió en problemas en el segundo acto. Mike Moustakas abrió con un sencillo y Omar Infante recibió el boleto. El venezolano Salvador Pérez conectó una línea tendido al izquierdo, pero Ishikawa logró atrapar la bola con dificultad. La amenaza se diluyó cuando el veloz Jarrod Dyson bateó un rodado que permitió un doble play de 6-4-3.

Cain ejecutó un par de brillantes jugadas al engarzar una línea tendida de Posey que puso fin al primero y luego para atrapar un peligroso batazo de Travis Ishikawa con un corredor a bordo para el último out del segundo.

Por los Reales, los venezolanos Escobar de 4-2 con dos anotadas, Salvador Pérez de 3-0, lo mismo que Omar Infante. El dominicano Herrera de 1-0.

Por los Gigantes, los venezolanos Gregor Blanco de 3-0, Pablo Sandoval de 4-0. Los dominicanos Juan Pérez y Joaquín Arias, ambos de 1-0.