AFTEROFFICE
ESPECTÁCULOS

Justin Bieber
vuelve a romper
el orden social

Opina experto que Justin Bieber es el reflejo de la mercadotecnia y la publicidad. Su comportamiento, afirma, puede influir en los adolescentes de todo el mundo.
Sandra Aguilar Loya
23 enero 2014 22:36 Última actualización 24 enero 2014 5:0
Justin Bieber fue arrestado ayer por conducir ebrio, drogado y sin licencia. (Reuters)

Justin Bieber fue arrestado ayer por conducir ebrio, drogado y sin licencia. (Reuters)

Su corta vida ha estado envuelta en el escándalo. Justin Bieber fue arrestado en la madrugada del jueves en Miami Beach, bajo sospecha de conducir tras ingerir bebidas alcohólicas y participar en una carrera ilegal de autos.

Además de resistirse a su detención pacíficamente, el joven de 19 años admitió haber bebido cerveza, fumado mariguana y tomado píldoras con receta médica.

Desde el punto de vista del experto en conductas sociales, Óscar Galicia Castillo, estos comportamientos tienen que ver con el hecho de estar en pleno desarrollo de una personalidad y “adicionalmente padecen de una negligencia paternal muy importante, y saber acatar roles socialmente aceptados”.

Jóvenes como Justin Bieber, dice el también coordinador del laboratorio de neurociencia de la Universidad Iberoamericana, se enfrentan a situaciones para las cuales no están preparados psicológicamente, por ejemplo el ser exitosos, el ser deseados sexualmente hablando, tener un poder adquisitivo enorme, cosas a las que no se pueden enfrentar como lo haría un adulto.

A ello hay que agregar las amistades, “gente que desarrolla una forma de vida parasitaria, viviendo de la fama e incluso del dinero del amigo en relaciones absolutamente superficiales de gente desequilibrada que sólo está buscando el placer, impulsándolos a una mayor destrucción porque no existe críticas sobre su amigo, ya que no les importa él, sino lo que les puede dar. Y cuando la estrella caiga, se irán a buscar a otra estrella.

“La sociedad tiene muchas influencias producto de la mercadotecnia y de la sociedad de consumo. Y Justin Bieber es un ejemplo claro de lo que puede pasar si no estamos pendientes de lo que hacen los adolescentes”, finalizó el doctor Galicia Castillo.