AFTEROFFICE
reflector

A Julieta Venegas le duele México, así lo refleja en su nuevo disco

"Algo sucede", nueva producción de la cantautora, incluye dos temas en donde por primera vez habla abiertamente de temas sociales, y manifestó su desconcierto e incertidumbre por los tiempos que corren en este país.
Rosario Reyes
14 agosto 2015 1:31 Última actualización 14 agosto 2015 5:0
Julieta Venegas realizará una gira por Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, Centroamérica y España. (Cortesía)

Julieta Venegas realizará una gira por Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, Centroamérica y España. (Cortesía)

Este viernes 14 de agosto sale al mercado en formato físico y digital el nuevo álbum de Julieta Venegas, titulado Algo sucede. La nueva entrega con 12 temas inéditos grabada entre México y Argentina bajo la producción de Yamil Rezc y Cachorro López, aparecerá próximamente en vinyl, anunció la cantante y compositora.

En conferencia de prensa, que alternó con la interpretación acústica de canciones como Una respuesta o Explosión en las que por primera vez habla abiertamente de temas sociales, Julieta Venegas manifestó su desconcierto e incertidumbre por los tiempos que corren en este país.

“No hay explicación, así es la vida. La realidad se impone sobre la melodía”, cantó en una estremecedora versión con guitarra del tema Una respuesta. En tanto, Explosión habla de los desparecidos: un José, un Pedro, una Flor o una María, por quienes pide en sus versos “que el mundo tiemble. Que explote todo por aquí, que todo despierte…”.

“Nos ha tocado en los últimos años vivir otro tipo de tristeza, no sé si es porque me hice adulta, en México siempre hemos enfrentado problemas, pero últimamente me duele más. Estas dos canciones hacen referencia directa a los problemas del país. No podía mirar a otro lado y decir voy a ignorar esto. Explosión es de las canciones más explícitas que he escrito, fue difícil de terminar, pero me parecía importante intentarlo”, explicó.

Dijo que la canción Una respuesta es menos explícita, pero logra hacer una alegoría de la extrañeza. “El hecho de que la realidad nos sobrepasa, que sobrepasa la poesía, pisotea las palabras. A veces no te alcanza lo que dices y lo que escribes para lo que ves, no tienes la canción para decir lo que sientes, yo siento una tristeza que no sabía que iba a sentir, es algo diferente y duro”.

Recordó que durante una gira que compartió con grupos como Molotov y Zoé acompañando a Los Tigres del Norte por varias ciudades del país, sucedió la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa y al enterarse, la invadió la tristeza, al grado de no tener ganas de salir al escenario. “No me sentía con ánimos de cantar Limón y sal (uno de sus éxitos) y se los tuve que decir, ´no tengo una canción para describir lo que siento´.

Por eso escribí Una respuesta. En el disco pasado hay un par de canciones que hacen referencia a la violencia en general, pero con estas hablo de mi estado de ánimo, de lo duro que es lo que sucede y qué hacer, qué hacemos todos, qué sigue, por dónde le buscamos”.

Su propuesta es la esperanza. El disco tiene ese ánimo. Con guitarras en todos los temas y arreglos que incluyen una variedad de instrumentos acústicos como el cuatro venezolano, Algo sucede es una declaración de principios de quien podría, reconoce sin modestia, ser una referencia de cómo vive la mujer contemporánea. Ella hace lo que quiere, a pesar de haber nacido en el seno de una familia conservadora. Su secreto, comparte, es que insistió.

“Vivimos en un país machista, hay que reconocerlo. La pregunta no es por qué las mujeres no somos lo que se supone que tenemos que ser, sino por qué la sociedad no ha cambiado para que seamos lo que realmente queremos ser”.

Paralelamente al lanzamiento del disco, Julieta Venegas realizará una gira por Estados Unidos, México, Argentina, Brasil, algunos países de Centroamérica y España. Inicia el 29 de agosto en el Festival Hellow de Monterrey, para seguir el 18 y 19 de septiembre en el Music Box de San Diego, y el 4 de octubre en el Festival Abrapalabra de Bucaramanga, Colombia.