AFTEROFFICE
deportes

Jugador de Pumas CU recibe el alta médica en medio de la polémica

La decisión de la Dirección General de Actividades Deportivas y Recreativas (DGADyR) de regular las novatadas no ha sido bien recibida en el equipo auriazul. Un jugador que pidió el anonimato por temor a represalias asegura que los asuntos del vestidor deben quedarse ahí.
Eduardo Bautista
03 agosto 2015 22:52 Última actualización 04 agosto 2015 5:0
El personal de la DGADyR informó ayer que recibió el alta médica y se reincorporará pronto a los entrenamientos. (Cortesía)

El personal de la DGADyR informó ayer que recibió el alta médica y se reincorporará pronto a los entrenamientos. (Cortesía)

Las novatadas en el equipo de futbol americano Pumas CU se llevan a cabo desde los años 40. Y se seguirán realizando, pero ahora bajo la supervisión de las autoridades universitarias. Ya no se podrá, por ejemplo, pintar el cuerpo de los novatos. Eso fue lo que causó una neumonitis a Juan Francisco Espinoza Martínez, quien fue ingresado el lunes de la semana pasada en calidad de grave al hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE.

A pesar de ello, la decisión de la Dirección General de Actividades Deportivas y Recreativas (DGADyR) de regular las novatadas no ha sido bien recibida en el equipo auriazul. Un jugador que pidió el anonimato por temor a represalias asegura que los asuntos del vestidor deben quedarse ahí. Afirma que en los últimos días se han propagado rumores falsos acerca de la novatada, la cual, dice, no tiene otro objetivo más que estimular la unión del grupo.

“En las novatadas no hay salvajismo. El caso de Juan Francisco es único. Nunca había sucedido algo así. Nos parece un poco injusto que se estén difundiendo rumores falsos en los medios. Nuestra intención nunca ha sido dañar a los novatos. Al contrario, es una bienvenida para ellos, es una forma de crear comunión en el equipo. Lo que pasa él, también lo pasaste tú alguna vez. Aquí todos somos iguales”, comenta la fuente.

1
Comunicado

El sábado pasado, las autoridades universitarias informaron en un comunicado que queda prohibida “cualquier actividad del proceso de iniciación que ponga en riesgo la salud de nuestros jugadores. A partir de ahora, serán reguladas y supervisadas por equipo médico, que dictaminará las actividades a realizar”.

Comunicado

La resolución de la UNAM no afectará el desempeño deportivo del equipo, sostiene el integrante del grupo. Celebra que, por lo menos, las autoridades no cancelaron las novatadas, simplemente modificaron su dinámica.

Comparte también que en el conjunto se respira un ambiente de tensión; nadie quiere hablar y todos están preocupados por Juan Francisco, aunque el personal de la DGADyR informó ayer que recibió el alta médica y se reincorporará pronto a los entrenamientos.

El ex esquinero Orlando Escalante tampoco ve con buenos ojos que la UNAM interfiera en los usos y costumbres de Pumas. “Es un ritual que se ha practicado durante años. Creo que los jugadores son lo suficientemente maduros como para saber qué hacer. La Universidad siempre nos había dado nuestro espacio. Incluso el coach Raúl Rivera está consciente de lo que sucede en las novatadas. Él nos aconseja ser responsables”, asegura.

El sábado pasado, las autoridades universitarias informaron en un comunicado que queda prohibida “cualquier actividad del proceso de iniciación que ponga en riesgo la salud de nuestros jugadores. A partir de ahora, serán reguladas y supervisadas por equipo médico, que dictaminará las actividades a realizar”.

Un funcionario de la DGADyR reveló que la decisión de supervisar las novatadas a partir del próximo año fue tomada por el director Severino Rubio. Dice que nadie consultó la opinión de los jugadores o entrenadores de Pumas CU.

La fuente comenta que es mentira que en las novatadas se utilice una chancla hasta hacer sangrar a los jóvenes o que se les golpee indiscriminadamente. Incluso comenta que los rituales de iniciación han bajado en su nivel de agresividad. No entiende por qué de todo esto se ha armado tanto escándalo.