AFTEROFFICE
DEPORTES

Juan Manuel Márquez sólo piensa en retirarse como amo del cinturón

Aunque Juan Manuel Márquez es uno de los mejores boxeadores mexicanos de la historia, aún le falta el título Welter, el cual quizás sea el obstáculo que le impida tomar la decisión de retirarse a sus 40 años. 
Nancy González
15 mayo 2014 22:25 Última actualización 16 mayo 2014 5:0
Juan Manuel Márquez

Juan Manuel Márquez es uno de los boxeadores más ganadores que ha tenido México. (Reuters)

El tiempo se le viene encima, pero eso es lo de menos. En su vitrina hace falta un cinturón y, por qué no, una victoria más sobre Manny Pacquiao. Para ello, Juan Manuel Márquez debe finiquitar primero su compromiso con Mike Mile High Alvarado mañana en el Forum de Inglewood, antes de pensar en el título Welter que no tiene y que quizá sea su tope para pensar en el retiro.

Márquez es uno de los mejores boxeadores mexicanos de la historia, pero por alguna razón no ha conseguido el impacto de algunos contemporáneos como Floyd Maywather Jr. o el mismo Pacquiao. Esa puede ser la razón por la cual, pese a sus 40 años de edad, se niega a ponerle fin a una carrera productiva.

Al finalizar su último entrenamiento en tierras mexicanas el sábado pasado, su entrenador Ignacio Beristáin sólo expresó unas cuantas palabras. “Juan está concentrado en Alvarado, eso es lo que le importa. A lo mejor busca el cinturón Welter, pero nada más él sabe cuándo se va a bajar del ring, tal vez después de que le vuelva a ganar a Pacquiao”.

Ese mismo día, el promotor Bob Arum anunció en conferencia de prensa que el ganador de esa pelea podría enfrentarse al Pacman en noviembre próximo, trato que el filipino ya había aceptado y que se pondrá a consideración del vencedor de este sábado, pues en realidad la contienda está pactada como eliminatoria para ser retador al título mundial Welter de la Organización Mundial de Boxeo.

En el palmarés de Márquez figuran los títulos Pluma, Superpluma y Ligero, pero el Welter no ha podido ganarlo y, de acuerdo con las palabras de Beristáin, esa podría ser una de las motivaciones para mantenerse en los cuadriláteros.

En cuanto a la quinta pelea contra Pacquiao, Márquez no ha dicho su última palabra. Desde antes de la pelea que perdió ante Timothy Bradley por el título Welter, el 12 de octubre de 2013, el mexicano ha cambiado de opinión en varias ocasiones y, aunque ha asegurado que ya no hay nada pendiente entre ellos, la posibilidad de una buena bolsa, quizá la mejor de su carrera, sería la clave para el enfrentamiento con el cual podría poner fin a su trayectoria boxística.

Sin embargo, Alvarado es un peleador de cuidado. Para el estadounidense de 33 años vencer a Márquez significaría el triunfo más importante de su carrera, con el cual podría catapultarse hasta la búsqueda de una pelea por el título Welter o una millonaria bolsa, también la más elevada de su trayectoria, si se enfrenta a Pacquiao.

Alvarado tiene un palmarés de 34 victorias, dos derrotas y 23 nocauts, pero aunque ya poseyó el cinturón junior de peso Welter, su carrera no ha sido tan espectacular como la de Márquez, y su arrastre es mucho menor que el del mexicano.

La estrategia de Márquez para no dejarse sorprender es la velocidad y mucha inteligencia, pues su rival también tiene rapidez, sobre todo en sus golpes con la derecha. Si consigue superarlo, el mexicano habrá dado un paso importante hacia sus metas finales y, sólo entonces, podría empezar a planear su retiro. Eso si no se le atraviesa una jugosa bolsa.