AFTEROFFICE
culturas

José Mujica, de guerrillero a la revolución pacífica

De las armas a la paz, José Mujica ha hecho en 50 años de vida política una rebelión tranquila en su país. Esa es la premisa de la que parte Mauricio Rabuffetti para escribir su más reciente ensayo sobre el expresidente uruguayo.
Rosario Reyes
10 agosto 2015 22:52 Última actualización 11 agosto 2015 5:0
Mujica, actual senador, es reconocido por un discurso anticonsumista y en favor del medio ambiente. (Reuters/Archivo)

Mujica, actual senador en Uruguay, es reconocido por un discurso anticonsumista y en favor del medio ambiente. (Reuters/Archivo)

De las armas a la paz, José Mujica ha hecho en 50 años de vida política una rebelión tranquila en su país. Esa es la premisa de la que parte Mauricio Rabuffetti para responder preguntas como quién es, cómo se formó y por qué despierta pasiones el expresidente que dirigió Uruguay de 2010 a 2015. Conocido mundialmente por su estilo de vida austero, Mujica llevó a cabo reformas como la legalización del aborto, del consumo de la mariguana y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En el ensayo José Mujica. La revolución tranquila (Aguilar, 2015), que está a punto de salir en 15 países, el periodista y columnista uruguayo retoma entrevistas que él mismo sostuvo con el expresidente y con autores de otros libros dedicados al mandatario. Lejos de la apología, muestra un retrato humano del hombre que solía romper protocolos, como cuando apareció en sandalias y pantalón pescador en el acto de nombramiento del ministro de Economía, en 2013.

“Llamó mucho la atención que en un país en el cual la democracia está tan arraigada, llegara a la presidencia un ex guerrillero”, dice el colaborador de The New York Times, quien ve la elección de Mujica como una señal de tolerancia de la sociedad uruguaya, tras vivir bajo el régimen dictatorial de Juan María Bordaberry, de 1973 a 1985.

1
José Mujica. La revolución tranquila

Conocido mundialmente por su estilo de vida austero, Mujica llevó a cabo reformas como la legalización del aborto, del consumo de la mariguana y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Libro

Mujica formó parte del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros fundado en 1970. La primera vez que lo encarcelaron fue 1971 y poco después encabezó una fuga. Por su actividad guerrillera estuvo preso durante la dictadura. El libro da cuenta de la tortura que Mujica sufrió en prisión, cuando “su cuerpo llegó al límite de lo soportable”. Pero sobrevivió. Y cuando abandonó la cárcel emergió como un político que más de 20 años después se convirtió en presidente.

Lo más llamativo de su personalidad, dice el autor, fue que llevara un estilo de vida sencilla, cuyo emblema fue su vocho. “Es muy diferente al que llevan la mayoría de los jefes de estado del mundo, que en general viven rodeados de lujos y aislados de sus sociedades, hasta por razones de seguridad”.

Además, Mujica, actual senador, es reconocido por un discurso anticonsumista y en favor del medio ambiente. Pero dado su pasado guerrillero, aun ahora sigue teniendo detractores, afirma Rabuffetti, quien ha sido corresponsal en Washington.

Las reformas aprobadas en su mandato fueron cuestionadas dentro del país, abunda el autor, pero en el exterior fueron consideradas progresistas. “A Uruguay se le ve desde afuera como un país que intenta innovar en materia jurídica, lo cual también forma parte de la tradición local”, afirma. Y es que en ese país el aborto se legalizó durante un breve periodo en los años 30; fue pionero en autorizar el voto femenino y el primero en América Latina en establecer la laicidad. “Desde el punto de vista jurídico, siempre ha estado a la vanguardia”, concluye el editor de Economía de la agencia AFP en América Latina.