AFTEROFFICE
deportes

Jonathan Paredes, plata en clavados de altura en el Mundial de Natación

Paredes estaba tercero al finalizar la primera jornada y escaló una posición, con lo cual subió al podio para ocupar el segundo sitio y llevarse la medalla de plata en clavados de altura. La presea de oro fue para el británico Gary Hunt.
AP
05 agosto 2015 10:8 Última actualización 05 agosto 2015 10:15
Jonathan Paredes, medalla de plata en los clavados de altura del campeonato Mundial de Natación

"Esta medalla es muy importante para mí -dijo el mexicano-. Hoy no peleábamos por el oro, peleábamos por la plata". (AP)

KAZAN, Rusia.- El británico Gary Hunt y el mexicano Jonathan Paredes subieron un lugar en el podio respecto a 2013 y se llevaron hoy las medallas de oro y plata en los clavados de altura del campeonato Mundial de Natación.

Hunt, plata hace dos años en Barcelona, cosechó 629.30 puntos y superó por 36.48 unidades a Paredes, quien había conquistado bronce en el último Mundial.

El británico llegó a la final con 33 puntos de ventaja y evitó la debacle de Barcelona, donde en la última jornada regaló una ventaja de 38 unidades y perdió el oro por menos de un punto.


"Quedé marcado por eso. Tuve que vivir con eso dos años", declaró Hunt. "Me dije a mí mismo, 'que no te pase de nuevo'''.

El ruso Artyom Silchenko finalizó tercero con 593.45, a tres puntos de Paredes.

El mexicano dijo que Hunt había sacado tal ventaja en la primera jornada que daba la sensación de que se peleaba por el segundo lugar.

"Esta medalla es muy importante para mí", expresó. "Hoy no peleábamos por el oro, peleábamos por la plata".

Paredes estaba tercero al finalizar la primera jornada y escaló una posición.

El colombiano Orlando Duque, campeón de 2013, estaba en la posición undécima al cierre de la primera jornada, pero trepó posiciones y finalizó sexto. Logró la mejor anotación de la jornada final, 151.20.

El estadounidense David Colturi estuvo en la pelea por la medalla de plata, pero finalizó cuarto, a siete puntos de Silchenko, tras caer mal al ensayar el salto más difícil de la sesión.