AFTEROFFICE
CULTURAS

John Baldessari y el arte como necesidad vital

El Museo Jumex exhibe por primera vez en México la obra de John Baldessari, la cual explora de manera particular la importancia del lenguaje.
Rosario Reyes
09 noviembre 2017 23:16 Última actualización 10 noviembre 2017 5:0
John Baldessari

(Cortesía)

Sus primeros alumnos de arte fueron delincuentes juveniles. Y de ellos John Baldessari aprendió que el arte también puede considerarse una necesidad vital. “Parecían requerirlo más que yo”, ha dicho acerca de aquellos años, a mediados del siglo XX, cuando definió su vocación.
Para él también el arte fue un descubrimiento tardío que se convirtió en necesidad. Nacido en 1931 en National City, California, Baldessari prácticamente no tuvo acceso a ese mundo en su niñez y juventud.

“Baldessari ha referido cómo su primer contacto con el arte, a través de reproducciones en revistas, irónicamente marcó su manera de pensar y crear, como resultado de ese acceso limitado a la cultura”, dice en entrevista Kit Hammonds, curador del Museo Jumex, que exhibirá por primera vez una muestra individual del artista estadounidense en América Latina.

“Ser un extraño a esos mundos le permitió desarrollar su práctica, que sigue siendo difícil de aislar en cualquier movimiento particular. Se dedicó al arte conceptual centrándose en lenguaje e ideas como medio. Al mismo tiempo, se basa en medios para sus imágenes, revistas y cine en particular, pero bastante aparte de la celebración de la cultura del consumo del arte pop. Esto lo ha colocado en una posición única”, apunta el curador.

La exposición Aprender a leer con John Baldessari se presentará en el Museo Jumex a partir de mañana. No está dispuesta en orden cronológico ni temático, sino que explora particularmente la importancia del lenguaje escrito en la obra del artista californiano, explica.
La relación entre el texto y la imagen en su trabajo no se centra solo en lo visual, sino en el sonido de las palabras. En la exposición hay un video que muestra al artista escribiendo en un pizarrón las palabras que pronuncia mal, para ilustrar la distancia entre lo visual y la información verbal, un tema que ha abordado a lo largo de 50 años.

“En todo este tiempo se ha mantenido como un creador contemporáneo. En los años 70 estuvo involucrado en exposiciones que cuestionaban cómo las computadoras influirían en el arte. En los años 80 realizó TV Generations, un espectáculo sobre la influencia de la televisión en la sique y la cultura de la época, que abordaba los límites entre lo que está en la pantalla y la vida real”, comparte.

“También coordinó el espectáculo 100 Artists See God, a principios de la década del 2000, que expone diferentes puntos de vista de la creencia. En todos estos casos, John ha estado a la vanguardia de la discusión sobre cómo el arte puede proporcionar puntos de vista importantes del mundo, en una perspectiva más amplia”, afirma el comisario.

1
 

 

John Baldessari
Introduzca el texto aquí
Aprendiendo a leer con John Baldessari
Museo Jumex. Cervantes Saavedra 303,
Ampliación Granada.
Noviembre 11 a abril 8,
martes a domingo, 11:00 a 20:00 horas


La curaduría de esta muestra sigue los preceptos del alfabeto creado por Baldessari, el cual está basado en la relación entre imagen y sonido, explica Hammonds. “Él presenta el alfabeto a través del sonido: letras escritas con imágenes simultáneas, como lo hace en la pieza Teaching the Plant, el alfabeto y el xilófono, de 1972. Consta de dos videos en los que el artista muestra unas tarjetas con frases que, aparentemente, no tienen relación con lo que se ve. Es parte de su constante cuestionamiento del significado; eso es un asunto totalmente contemporáneo”.

QUEMÓ 23 AÑOS DE SU TRABAJO EN UN ACTO
Baldessari vive y trabaja en Los Ángeles desde 1970. Ahí creó el seminario Post-Studio, dedicado al performance y la experimentación, en la escuela CalArts, fundada -entre otros- por Walt Disney. Inició esa década con un acto radical que llamó Cremation Project, que consistió en quemar su obra pictórica de más de 23 años. Así daba paso a un nuevo lenguaje que involucra elementos como círculos de color, fotografías o textos integrados a sus obras.

“Sus piezas de texto e imagen de 1966 a 1968 fueron significativas para acercar el lenguaje y las fotografías al lienzo. En ese momento la fotografía no se consideraba arte del mismo modo que la pintura, y el trabajo de Baldessari lo redireccionó”, dice Kit Hammonds, quien apunta que el artista exploró sus habilidades técnicas, tanto de fotografía como de pintura, a partir de manuales.

“Al aplicarlos literalmente, parodió la noción de que el arte es una actividad basada en reglas. Creo que estaba burlándose de las convenciones del conceptualismo tanto como de las formas tradicionales. Más tarde, en la década de 1980, muchos de sus estudiantes de CalArts, que habían sido fuertemente influenciados por su trabajo y enseñanza, trabajaron una técnica conocida como la generación de imágenes, en la que la atención no solo estaba en la fotografía, sino en imágenes de todo tipo, tomadas del cine, la pintura, la publicidad y otros”.

Baldessari considera a la enseñanza como un acto creativo. Aprender y desaprender son conceptos presentes en su trabajo, apunta el curador. “Con esta exposición quisimos desviar la atención del papel de John como profesor de arte, para mirar cómo la pedagogía es un tema importante de su trabajo. Se ocupa de enseñar y aprender; de leer (leer de manera diferente), temas como los mitos e imágenes religiosas que resuenan a través del arte contemporáneo”.

A los 86 años, John Baldessari es uno de los artistas más productivos. Su obra reciente es una nueva serie que incluye emoticones de animales (otro guiño a la imagen y al lenguaje que se cruzan). A lo largo de medio siglo, ha sido observador y protagonista de los cambios de la cultura visual.