AFTEROFFICE
deportes

Javier Aguirre enfrenta su futuro en España

El entrenador mexicano, junto a otras 41 personas, está imputado por el supuesto amaño de partido entre el Levante y el Zaragoza del 21 de mayo de 2011, encuentro ganado por el club maño (dirigido por "El Vasco") y con el que logró permanecer en la Primera División de España.
Domingo Aguilar Mendiola
26 marzo 2015 22:56 Última actualización 27 marzo 2015 9:16
Si se demuestra la no culpabilidad de El Vasco se detendrá cualquier tipo de procedimiento penal iniciado en España contra él. (Archivo)

Si se demuestra la no culpabilidad de El Vasco se detendrá cualquier tipo de procedimiento penal iniciado en España contra él. (Archivo)

Javier Aguirre se presenta hoy a declarar ante Isabel Rodríguez, jueza de la instrucción número 8 de Valencia. El entrenador mexicano, junto a otras 41 personas, está imputado por el supuesto amaño de partido entre el Levante y el Zaragoza del 21 de mayo de 2011, encuentro ganado por el club maño (dirigido por El Vasco) y con el que logró permanecer en la Primera División de España.

La cita original para comparecer (27 de febrero) fue aplazada un mes porque no se logró localizar a todos los implicados en la acusación del fiscal Alejandro Luzón. Hoy, desde las 10:00 horas de España, se presentan, además del director técnico, Agapito Iglesias (ex propietario del Zaragoza), Francisco José Checa (antiguo directivo) y Antonio Prieto (ex director deportivo). Todos los acusados tendrán que acudir las veces que la jueza lo considere pertinente y no hay un tiempo límite para resolver el caso. Por ahora, los últimos citados son Leo Franco, Maurizio Lanzaro, Antonio Doblas y Paulo Da Silva, para el 6 de mayo.

“Aguirre ha sido imputado por la comisión de un delito de defraudación deportiva entre particulares, que está contemplado en el apartado cuarto del artículo 286 bis del código penal español. Por tanto, tiene el deber jurídico de atender el requerimiento tanto de la ley como de los juzgados y tribunales españoles”, explica Francisco Fernández, socio-director del departamento de derecho deportivo del bufete Crowe Horwath Legal y Tributario en España.

Sin importar en qué lugar del mundo estén, los involucrados deberán presentarse a dar su testimonio. De acuerdo con el jurista, en caso de que alguno de los solicitados llegue a faltar, no sólo dañaría su imagen, sino que también haría suponer que existe algo que ocultar. No se ha podido localizar a Adam Pinter, mientras que el serbio Ivan Obradovic pidió un aplazamiento por estar concentrado con su Selección.

La recaudación de declaraciones comenzó desde el miércoles con los argumentos del nigeriano Ikechukwu Uche (jugador del Villarreal) y el del español Javier Paredes (militante del Albacete). Ambos negaron que alguien del plantel zaragocista hubiera recibido “primas por la permanencia”, nombre que le dio Iglesias (ante el fiscal Alejandro Luzón en octubre) a los 85 mil y 95 mil euros que les fueron depositados a 11 integrantes del club.

¿Si Javier Aguirre es hallado culpable, alcanzaría fianza para evitar la cárcel? “La fianza únicamente sirve para evitar la prisión preventiva cuando se evidencia una potencial culpabilidad, pero nadie es culpable hasta que no lo diga una sentencia firme (tras las legales apelaciones). En caso de que sea hallado culpable del delito que se le acusa, el artículo 286 bis del código penal español prevé una pena que puede llegar a cuatro años de cárcel, y multa del tanto, al triple del dinero supuestamente percibido por el amaño”, dice Fernández.

El choque entre Levante y Zaragoza ha sido de los pocos casos que han podido ser llevado a los tribunales debido a la cantidad de sospechas que rodean el cotejo, como los depósitos a los jugadores aragoneses un par de días antes del partido y la carencia de movimientos bancarios durante semanas posteriores por parte de integrantes del conjunto granota.

Si se demuestra la no culpabilidad de El Vasco se detendrá cualquier tipo de procedimiento penal iniciado en España contra él (por ese caso específico) y podrá, además, “reclamar daños morales contra aquellas personas que, extralimitándose de su labor meramente informativa, y amparándose en su libertad de expresión, puedan haber lesionado el derecho al honor del señor Aguirre”, argumenta el abogado especialista.