James Harden, la voz cantante de los Rockets
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

James Harden, la voz cantante de los Rockets

COMPARTIR

···
After Office

James Harden, la voz cantante de los Rockets

James Harden goza de su mejor nivel de juego en cuanto a puntos por partido y es la pieza fundamental para que los Rockets de Houston tengan su mejor arranque de temporada desde la 1993-94.

Alain Arenas
20/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El récord de 25 partidos ganados y cuatro perdidos representa el mejor comienzo de temporada de los Rockets de Houston en el último cuarto de siglo. Igualan, de hecho, la marca de la campaña 1993-94, cuando se coronaron por primera vez.

Si Hakeem Olajuwon fue el conductor de aquella quinteta, ahora James Harden es la voz cantante. Promedia 31.3 puntos por encuentro, que lo convierten en líder de la NBA. Es, además, líder de triples del equipo por primera vez desde que llegó a la franquicia.

Harden es el menor de tres hermanos. Su padre, James, es un marino que sufrió adicción a las drogas, la cual produjo que fuera encarcelado en dos ocasiones, según una nota del diario Houston Chronicle publicada en 2012. Cuando obtuvo su libertad quiso convivir con el ahora guardia de los Rockets, quien era adolescente. Su hijo no se tomó bien el acercamiento. Le dijo que no serviría de nada si siempre volvía a la cárcel. Hasta la fecha siguen distanciados. Su madre, Monja Willis –una trabajadora de turno completo en la compañía de telefonía celular AT&T–, crió sola a él y a sus hermanos.

El menor de los Harden nació en Los Ángeles y creció en el barrio de Compton, una de las localidades con mayores índices de crímenes por pandillas de Estados Unidos, en donde también vivieron Venus y Serena Williams. Willis no quería que su hijo cursara la preparatoria en esa zona, por lo que lo inscribió en Artesia, un colegio que se encuentra en Lakewood, al sur de la ciudad californiana.

El muchacho se inscribió en el programa de baloncesto. No fue fácil su primer su año. No pudo ser titular porque debía tomar descansos debido a que sufría asma. Poco tiempo después superó el padecimiento y ayudó a la escuela a ganar los campeonatos estatales 2006 y 2007, y fue nombrado por la NCAA como el mejor prospecto para el basquetbol colegial del sur de California.

Harden aceptó la beca de la Universidad Estatal de Arizona en el otoño de 2007. Tuvo números brillantes en sus únicas dos campañas con el colegio. Promedió 19 puntos por encuentro y fue nombrado en la temporada 2008-09 para integra el equipo All America, que reúne a los mejores jugadores del basquetbol universitario de la Unión Americana. Fue en esa misma etapa en la que se dejó crecer la barba, la cual –dijo– no se afeita desde 2009, y la cual mantiene para resaltar su personalidad.

Sus buenas actuaciones en la universidad convencieron al Thunder de Oklahoma City para contratarlo en el Draft de 2009 con la selección tres global. Sólo estuvo tres temporadas con el equipo, que siempre lo utilizó como suplente. Harden quería ser titular, por lo que en verano el verano de 2012 firmó por cinco años con Houston.

Su deseo estaba por cumplirse. Su llegada a la franquicia texana tuvo impacto inmediato. Se hizo de la titularidad y llevó a los Rockets a terminar con una racha de tres campañas sin playoffs. Desde que Harden está en el equipo siempre han avanzado a postemporada, aunque el campeonato permanece como una asignatura pendiente para él y la organización.

Lo más cerca que se han quedado fue en la campaña 2015-16, en la que perdieron la final de la Conferencia Oeste ante Golden State en cinco juegos.

El desempeño de Harden coincide con la llegada del movedor de balón Chris Paul, quien firmó para los Rockets esta temporada. Ambos son parte fundamental para que el equipo sea la segunda ofensiva más anotadora de la Liga (115 puntos por partido), la cual sólo es superada por la de los Warriors.

BARBA MILLONARIA
Harden no sólo es uno de los mejores anotadores de la Liga, también es de los jugadores con mayores ganancias. Este año es el noveno mejor pagado (28.2 millones de dólares), según el portal Spotrac. En sus nueve temporadas en la NBA registra ingresos por 91 millones de dólares por concepto de su salario y en julio pasado acordó con los Rockets un nuevo contrato –que entrará en vigor a partir del año siguiente– por 228 mdd por cuatro campañas.

A esa cifra se le sumará al convenio que firmó en 2015 con Adidas por 200 mdd por 13 años.

,