AFTEROFFICE
REFLECTOR

James Franco y Seth Rogen hablan sobre 'The Interview'

Los protagonistas de “The Interview”, Seth Rogen y James Franco hablan sobre la polémica cinta, la cual ha tenido efectos secundarios serios, incluidos un hackeo y amenazas contra los distribuidores.
Teh
02 enero 2015 18:56 Última actualización 03 enero 2015 5:0
Seth Rogen y James Franco, protagonistas de ‘The Interview’. (Foto: NTY)

Seth Rogen y James Franco, protagonistas de ‘The Interview’. (Foto: NTY)

NUEVA YORK – En una película anterior, Seth Rogen y James Franco experimentaron una visión cómica del fin del mundo, pero su nueva película, “The Interview”, ha tenido efectos secundarios serios, incluidos un devastador hackeo corporativo y amenazas contra las salas de cine que exhiban la cinta.

Dirigida por Rogen y su socio creativo, Evan Goldberg, “The Interview” presenta a Franco como Dave Skylark, un fatuo periodista televisivo célebre a quien le conceden una entrevista con Kim Jong Un, el líder norcoreano.

Su inminente encuentro al aire crea tensión en la relación de Skylark con su leal productor (Rogen) y atrae la atención de la CIA, que quiere que asesine a Kim (interpretado por Randall Park).


El gobierno de la vida real en Corea del Norte no apreció el sentimiento de “The Interview”, denunciándola como un “flagrante acto de terrorismo y guerra” y amenazando con emprender “una contramedida sin misericordia”.

La película probablemente fue el catalizador del hackeo de las computadoras en Sony, un acto que Corea del Norte ha elogiado como “una acción justificada” mientras niega responsabilidad.

El hackeo mismo ha resultado en la divulgación de información delicada del estudio, incluido el presupuesto de 44 millones de dólares de la película y otros detalles, más embarazosos, un efecto dominó que ha asombrado a los creadores de la cinta.

Rogen y Franco se sentaron a hablar con The Times sobre la película antes de que se conocieron por completo los efectos del hackeo, y se sintieron más despreocupadamente divertidos por su trabajo.

He aquí fragmentos editados de esa discusión y una conversación subsecuente con Rogen.

P: “The Interview” tenía intención de ser una comedia divertida y bobalicona. ¿Cómo se sienten con las consecuencias mundiales que ha tenido?

Seth Rogen: Nadie me ha dicho oficialmente que nuestra película haya resultado ser, al 100 por ciento, la causa de algo de esto. No somos las primeras personas en proyectar luz sobre cuán loca es Corea del Norte, los mitos que existen ahí y las rarezas del régimen. “The Daily Show”, cada noche, hace bromas sobre acontecimientos de la vida real. “South Park” lo hace semanalmente.

P: Aun antes de que “The Interview” fuera denunciada por Corea del Norte, ¿fue polémico que ustedes hicieran de Kim Jong Un su villano?

Rogen: Hubo mucha discusión. Pero no se está tomando una posición provocadora. No es como si dijéramos: “Bueno, políticamente, se tienen que ver los dos lados”. Él es malo. Es polémico para él. Pero, para todos los demás, está bien. Para darle mérito, (Sony) nos dejó hacerla.

P: ¿Hubo algo que el estudio no permitiera?

Rogen: Nos hicieron cambiar digitalmente algunas fotos e imágenes, porque estaba decidido a que no fuéramos (legalmente) explícitos. No podíamos citar al fotógrafo en Corea del Norte que tomó la fotografía de Kim Il Sung (el abuelo de Kim Jong Un) hace 65 años. Podía demandarnos. Hubo un momento en que nos dijeron: “Han amenazado con la guerra por la película. Lo matarán (a Kim Jong Un). ¿Considerarían no matarlo?” Y nosotros dijimos: “Nop”.

P: Tenían miedo por las ambiguas amenazas iniciales que hizo Corea del Norte?

James Franco: Se lanzaron contra Obama tanto como contra nosotros. Porque (piensan que) Obama realmente produjo la película.

Rogen: No tienen libertad de expresión ahí, así que no entienden que la gente haga cosas.

P: “The Interview” fue creada específicamente como un vehículo para ustedes dos?

Rogen: La idea dio vueltas por mucho tiempo. El primer guión fue sobre Kim Jong Il (el padre de Kim). En mi cabeza, el personaje de Dave Skylark era mucho más normal y aterrizado; más como Ryan Seacrest. Pensamos que quizá podía ser un papel más serio, y el productor sería el divertido. ¿No sería divertido que yo hiciera pareja con un actor más serio, como Matt Damon? Y luego Dan Sterling escribió un borrador del guión, y el personaje era mucho más alocado de lo que pensábamos. Y ahí fue cuando comenzamos a pensar en que Franco podía hacerlo.

Franco: Más loco pero también más aterrizado. Con estas películas, el ingrediente secreto es la amistad. Incluso en “This Is the End”, mi personaje era superficial, le importaban su casa y su ropa más que sus amigos. Luego simplemente me hacen preocuparme por este personaje (Rogen). Luego se vuelve un triángulo amoroso con Kim Jong Un.

Rogen: Luego toda su motivación para realizar la misión es solo hacerme feliz, esencialmente; simplemente apaciguarme lo suficiente para que no lo deje.

P: ¿Supieron que serían amigos de inmediato cuando se conocieron en “Freaks and Geeks”?

Franco: Yo estaba escribiendo algunos poemas al respecto. Suena tonto, pero pienso que realmente son bastante buenos. Hubo un periodo en que Seth, Jason (Segel) y yo íbamos a la casa de Jason, y ellos se sentaban en un extremo de la habitación y fumaban mariguana.

Rogen: Él literalmente se sentaba en el rincón.

Franco: Leíamos los guiones unas cuantas veces, y luego no había mucho que leer. Así que simplemente veíamos películas de Kubrick. Seth estaba escribiendo cosas que todos decíamos que haríamos. Hoy, las hemos grabado en nuestros iPhones, al menos. Pero no teníamos la tecnología o los recursos para conseguir una cámara y hacer nuestras cositas.

P: ¿Esa camaradería continuó después del programa?

Franco: Hubo un momento en que yo no les gustaba a la mayoría de la gente del programa, porque me tomaba demasiado en serio. Pensaba que era Marlon Brando o algo. Luego tiré de un empujón a Busy (Philipps, una co-protagonista) por accidente. Así que ya a nadie le gustaba, creo, excepto por Seth.

Rogen: Cuando terminó el programa, no te hablé por años. Como que tomamos nuestros caminos separados, por mucho tiempo.

Franco: Me topé con Judd (Apatow) en este festival cinematográfico en Austin. Me dijo algo así como: “¿Por qué no regresas al mundo de la comedia?” Y yo le respondí: “Sí. Necesito cambiar algo, porque me siento miserable”. Yo no era feliz como actor, y luego hice “Pineapple Express”, y fue como decir: Oh, es Seth, y conozco a Seth. Pude oscilar enormemente. Eso marcó toda la diferencia.

P:
En el curso de la promoción de esta película, han parodiado el video “Bound 2” de Kanye West, han aparecido juntos en “Naked and Afraid”. ¿Pudieran hacer estas cosas si fueran solo conocidos en el ámbito profesional?

Rogen:
El hecho de que seas amigo de alguien es lo más importante cuando se promueve una película. He trabajado con personas a las que odiaba, y está bien cuando se está haciendo una película. Uno puede regresar a su tráiler. Pero cuando se está promoviendo una cinta, es totalmente diferente. Los ves mucho más en sus vidas cotidianas y como son realmente.

Franco: Es una aventura.

Rogen: Cuando nos presentamos con Jimmy Falon, estuvimos ocultos en un pastel por 15 minutos.

Franco: Parecía un pastel grande. No es tan grande por dentro.

Rogen: Estuvimos en el pastel tanto tiempo que dejamos de hablar sobre el hecho de que estábamos ocultos dentro de un pastel. “¿Qué harás mañana?” “Oh, en serio, ¿a qué hora sale tu vuelo?” Mientras tanto, estábamos medio desnudos dentro de un pastel en el escenario de “The Tonight Show”.

P: ¿Habría hecho algo diferente en “The Interview” si hubieran sabido lo que sucedería antes de su estreno?

Rogen: Esa es una pregunta difícil. Estaba pensando en eso, y honestamente no tengo idea.

P: ¿Está leyendo el material hackeado?

Rogen: Trato de no hacerlo. Éticamente, tengo problemas con leer los correos electrónicos robados de otras personas.

P: Esos correos electrónicos incluyen una evaluación por parte de un ejecutivo de Sony que criticó “The Interview” como “desesperadamente poco divertida”. ¿Eso le molesta?

Rogen: No sé quién se supone que dijo eso. Hay algunas personas de quienes lo consideraría muy molesto. Hay otras de las que no me importa para nada lo que piensen. (Risas.)

P: ¿Es más cuidadoso con sus correos electrónicos ahora?

Rogen: (Risas.) Un poquito. Pienso que todos los son. ¿Usted no?


(Este artículo fue publicado antes de que el estudio detrás de “The Interview”, Sony, cancelara el estreno general de la película por las amenazas terroristas hechas contra las salas de cine que planeaban exhibirla. Las estrellas de la cinta, Seth Rogen -quien también fue co-director- y James Franco, hablaron con The New York Times antes de que esas amenazas fueran reveladas.)