AFTEROFFICE
culturas

Italia abre un museo que te sorprenderá

El doctor recomienda, como un hábito saludable, echar un ojo a las propias heces. Y eso es lo que hace precisamente un nuevo museo en Italia que está dedicado, literalmente, a la mierda. El Museo della Merda se encuentra en Castelbosco, a 70 kilómetros al sur de Milán y abrirá al público todos los fines de semana de mayo.
Redacción
08 mayo 2015 13:27 Última actualización 08 mayo 2015 13:35
Su intención es poner: en valor la utilidad de los excrementos en la vida cotidiana de los hombres. (Cortesía)

Su intención es poner: en valor la utilidad de los excrementos en la vida cotidiana de los hombres. (Cortesía)

El doctor recomienda, como un hábito saludable, echar un ojo a las propias heces. Entornar la mirada a la naturaleza. Y eso es lo que hace precisamente un nuevo museo en Italia que está dedicado, literalmente, a la mierda. El Museo della Merda se encuentra en en Castelbosco, a unos 70 kilómetros al sur de Milán y abrirá al público todos los fines de semana de mayo, previa cita.

No se trata de un recinto que pretenda crear escándalo o incidir en la vulgaridad, su intención es poner: en valor la utilidad de los excrementos en la vida cotidiana de los hombres, como se señala en su página de internet. http://www.museodellamerda.org/.

El arquitecto Luca Cipelleti, responsable del museo, ha colaborado con los expertos Luigi Marcone y Massimo Valsecchi en la consecución de este proyecto, que pretende “darle a la mierda el valor que tiene”.

Apodado en inglés The Shit Museum, esta propuesta ecológica del Museo della Scienza e della Tecnologia Leonardo da Vinci di Milano surgió a partir de la idea de un empresario local, llamado Gianantonio Locatelli, propietario de la granja Castelbosco, que produce diariamente una cantidad de 100 mil kilogramos de estiércol, parte de los cuales ha aprovechado para este proyecto.

¿Qué se puede ver en el Museo della Merda? En sus diferentes estancias el público encontrará diversas experiencias estéticas, científicas, humanas y animales que a lo largo de la historia ha hecho de los excrementos una materia muy útil.

El escarabajo pelotero, asimilado a una divinidad por los antiguos egipcios, es el emblema de este museo, donde se podrá conocer los diferentes usos del estiércol en la arquitectura por diferentes culturas.

Hay un espacio dedicado a Plinio el Viejo y su Historia Natural publicada en el siglo I D.C. En él se explica el uso de los excrementos en la medicina de la Antigüedad. Incluso hay espacio para una simulación con bacterias luminiscentes a partir del metano. Y se alojan diversas exposiciones de artistas contemporáneos.

Los visitantes también podrán comprobar de primera mano cómo Locatelli ha creado una empresa ecológica y vanguardista. Del estiércol que genera extrae con un complejo sistema metano para el complejo, abono para los campo e incluso se elaboran ladrillos.