AFTEROFFICE
deportes

Islandia vs Inglaterra: David y Goliat en cifras

Inglaterra, que posee una de las ligas más fuertes del continente europeo y del mundo, fue derrotada por Islandia. No hay palabras para dimensionar esto. Dos selecciones que emulan a David y Goliat. Aquí algunas cifras que dan cuenta de ello.
Redacción
27 junio 2016 19:52 Última actualización 27 junio 2016 20:20
Algunos jugadores de Islandia no eran profesionales hasta ahora. Los ingleses son algunos de los jugadores mejor pagados del mundo. (Reuters)

Algunos jugadores de Islandia no eran profesionales hasta ahora. Los ingleses son algunos de los jugadores mejor pagados del mundo. (Reuters)

El fracaso estrepitoso de la selección de Inglaterra, valuada en 477 millones de euros (525 millones de dólares) según la página especializada de internet Transfermarkt, no gana un título internacional desde el Mundial de 1966, ahora regresará a casa antes de tiempo, llevando tras de sí una vergonzosa derrota ante la modesta Islandia, que hizo la que quizá sea la más hermosa gesta de la Eurocopa 2016, al propinarle un merecido 2-1 al país que inventó el futbol.

Para un país futbolero como Inglaterra, sus resultados en las grandes citas son espantosos. Siguen sin salir triunfantes de un partido por la fase de eliminación directa fuera de casa en ocho intentos en una Eurocopa. Tampoco han ganado un partido más allá de la fase de grupos de un gran torneo desde 2006.

El equipo de La Rosa tiene entre sus filas a Raheem Sterling, el brillante extremo izquierdo del Manchester City, con un valor en el mercado de 45 millones de euros (49 millones de dólares), el equivalente a toda la nómina de la selección de Islandia. Con la joven promesa Harry Kane, valuado en 40 millones de euros, superan al doble a la pequeña isla, que tiene una población de 330 mil habitantes.

Islandia está clasificada en el puesto 34 de las selecciones del mundo, participa por primera vez en la Eurocopa, y es totalmente desconocida en el panorama internacional.

Algunos jugadores de Islandia no eran profesionales hasta ahora, mientras que los ingleses son algunos de los jugadores mejor pagados del mundo y de mayor calidad. Gylfi Sigurdsson, que juega para el Swansea City de la Liga Premier, tiene un valor de 13 millones de euros. Su capitán, Aron Gunnarson, cuesta en el mercado apenas 2 millones 500 mil euros.

El recorrido de Islandia en esta Eurocopa es cuando menos inédito desde el inicio. Protagonizaron una de las sorpresas del arranque del torneo al empatar con Portugal; luego empataron con Hungría, líder de su grupo, y cerraron la fase de grupos con un triunfo en el Stade de France frente a Austria (2-1), un resultado que los clasificó a la siguiente ronda y dejó fuera a Austria, un país con tradición en el futbol europeo y que llegó a la Euro con 9 victorias en la eliminatoria.

Hace cinco años, Islandia ocupaba el puesto 131 de la clasificación de la FIFA. La victoria frente a Inglaterra, que ocupa el undécimo lugar de la clasificación mundial, es un éxito sin precedentes para este pequeño país que consideró un logro clasificarse para disputar el campeonato en Francia tras eliminar a Holanda en su grupo. 

El mérito reside sobre todo, según analistas, en su director técnico, Lars Lagerbäck, quien en sus cinco años de trayectoria con el equipo ha logrado un balance más positivo de victorias y empates que de derrotas, como sucedía hasta hace sólo cinco años.

A la selección de la pequeña isla, aislada en el norte del viejo continente, le espera ahora un nuevo desafío: el cruce con la selección de Francia, la anfitriona del torneo y gran favorita a ganar, junto con Alemania.