AFTEROFFICE
deportes

Islandia tras la proeza, ¿será el Leicester de la Eurocopa?

Tanto la ciudad inglesa de Leicester como la nación nórdica tienen poblaciones que oscilan los 330 mil habitantes. Ambas han sacudido los cimientos del orden establecido del futbol europeo. Ahora, la selección de Islandia enfrentará a Francia y quiere hacer historia en la Euro.
Bloomberg
30 junio 2016 19:51 Última actualización 02 julio 2016 5:0
El próximo desafío será aún más titánico: el domingo se medirán con la selección anfitriona en el Stade de France. (AP)

El próximo desafío será aún más titánico: el domingo se medirán con la selección anfitriona en el Stade de France, pero su afición se agiganta. (AP)

Es la nación más pequeña que disputa un gran torneo. Se clasificaron a la segunda ronda al quedar por encima de la Portugal de Cristiano Ronaldo en su grupo y luego emboscaron a Inglaterra para acceder a los cuartos de final. El inesperado desempeño de Islandia en la Eurocopa tiene paralelos con el extraordinario triunfo del Leicester City en la Premier League. Y como sucedió con el campeón inglés, este país nórdico está pasando apuros para satisfacer la demanda inesperada de sus camisetas.

Islandia, un país del tamaño de Leicester con una población de aproximadamente 300 mil habitantes, está jugando su primer torneo de futbol importante y el lunes conmocionó al mundo al eliminar a Inglaterra con una victoria por 2 a 1. El resultado le costó el puesto al entrenador inglés Roy Hodgson y significó aún más órdenes de compra para Sport Company Ehf, distribuidor de la camiseta oficial de Islandia, y para Errea, la compañía italiana de ropa deportiva que la confecciona.

El estadio nacional de Islandia tiene capacidad para 9 mil 800 espectadores, y Sport Company había estimado una demanda de camisetas de aproximadamente el triple de ese número, según su gerente general Thorvaldur Olafsson. Esa cantidad quedó sumamente corta en tanto Islandia inesperadamente saltó a los cuartos de final, donde se enfrentará con el anfitrión Francia el domingo.

"Esto es exactamente igual a la aventura del Leicester", dijo Olafsson vía telefónica desde Reikiavik, donde estaba estampando las camisetas con los nombres de los jugadores que se enfrentarán con Francia. Olafsson se las entregará directamente al equipo antes de volar a París en un chárter con seguidores. "Las solicitudes en nuestro sitio web son enormes, pero ya no se las puede comprar porque no podemos satisfacer la demanda". Las camisetas ya se enviaron a los minoristas, agregó.

HECHAS EN ITALIA
Islandia
, cuyas probabilidades en el torneo cayeron de 80-1 a 33-1 en la casa de apuestas británica William Hill, también ha beneficiado a Errea. Islandia es el primer equipo de la compañía con sede en Parma que llega al campeonato europeo, el tercer evento deportivo más visto después de las Olimpiadas y la Copa del Mundo. La mayoría de las camisetas de las selecciones nacionales son fabricadas por Nike Inc., Adidas AG y Puma SE.

Puma, que confeccionó las camisetas del Leicester, no pudo satisfacer la demanda cuando el equipo con apuestas desfavorables de 5.000-1 encabezó la tabla en la Premier League. Las camisetas se agotaron en enero, cuatro meses antes del final de la temporada. Errea, que tiene dos fábricas, apenas está al día con la demanda de los minoristas porque produce todo en su planta, de acuerdo con Fabrizio Taddei, su gerente de exportaciones.

ÉXITO INESPERADO
El contrato de Errea con Islandia termina en 2020, y Taddei espera que la federación nacional ignore las ofertas que están por venir de rivales más grandes. La compañía tiene también contratos con peces más pequeños del futbol mundial como Malta, Chipre y Luxemburgo.

"En el futbol, lamentablemente todo puede suceder, pero me gusta pensar que un contrato es un contrato", dijo.

El inesperado éxito de Islandia es el principal tema de conversación en el país y el canal principal de noticias dedica sus tres notas principales al equipo de futbol, de acuerdo con Olafsson de Sport Company. Eso significa más demanda de la vestimenta oficial de gente que "no sabe siquiera lo que es un offside o lo que es el futbol".