AFTEROFFICE

'Irma' dejó intacta la casa (y los gatos) de este escritor

El huracán, que destruyó viviendas y afectando los servicios básicos en Florida, dejó intacta no sólo la casa de este escritor ganador del Premio Nobel de Literatura convertida ahora en museo, sino también a los gatos de seis dedos que viven ahí. 
Reuters
12 septiembre 2017 15:5 Última actualización 12 septiembre 2017 15:9
Museo

(Tomada de hemingwayhome.com)

El huracán Irma destruyó viviendas e inundó comunidades por el estado de Florida, pero el museo de los Cayos del Oeste dedicado al aclamado escritor estadounidense Ernest Hemingway y los descendientes de sus amados gatos de seis dedos, no sufrieron daños.

La tormenta alcanzó vientos de hasta 209 kilómetros por hora y sumergió la autopista que conecta la serie de islas tropicales con el resto del estado, además de causar extenso daño como un huracán de categoría 4 el domingo. Algunos de los evacuados comenzaron este martes a volver a sus hogares.

Aunque los servicios básicos como el agua y la electricidad aún no habían vuelto en algunas zonas, el Museo y Casa de Ernest Hemingway, ubicado en uno de los lugares más altos en el área, resultó intacto, dijo el curador Dave Gonzales.

1
 

 

gato


"Estábamos preparados y tuvimos suerte", dijo Gonzales a por teléfono. Los 54 gatos de la propiedad, felinos de seis dedos que descienden de un gato macho llamado Blancanieves que el autor adoptó mientras vivió allí en la década de 1930, estaban ilesos, añadió.

El museo mantiene intacta la línea de sangre del gato original, así como la inclinación del autor por bautizar a los felinos con nombres de famosos como Grace Kelly, Liz Taylor y Lionel Barrymore, dijo Gonzales.

Propiedad de un grupo privado, la casa y los terrenos fueron designados como Monumento Histórico Nacional en 1968, siete años después de la muerte del escritor. Construida en 1851, la casa colonial de estilo español fue comprada por Hemingway y su segunda esposa, Pauline, en 1928. La pareja le hizo extensas reformas a la vivienda y los alrededores, incluyendo la primera piscina de la ciudad.

El museo está repleto de artículos de Hemingway, incluyendo muebles europeos antiguos y cabezas de animales y pieles que el escritor acumuló durante sus safaris en África y viajes de caza en el oeste estadounidense.