AFTEROFFICE
CIENCIA

Investigadores hondureños hallan fósiles de especies extintas

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Honduras internados en las montañas de Yoro, al norte de dicho país, hallaron fósiles de osos perezosos gigantes y bovinos cuando buscaban restos de dinosaurios.
AFP
16 julio 2017 18:32 Última actualización 16 julio 2017 18:34
Científicos hondureños hallan fósiles en Yoro. (AFP)

Científicos hondureños hallan fósiles en Yoro. (AFP)

Científicos de la Universidad Nacional de Honduras descubrieron un cementerio de animales extintos mientras buscaban fósiles de dinosaurios en Yoro, informó este martes uno de los investigadores, según AFP.

Los fósiles encontrados pertenecen a osos perezosos gigantes y a bovinos, quizá bisontes

, afirmó el biólogo Leonel Zúniga, miembro de la expedición de la Escuela de Biología de la universidad estatal, quien se internó en junio pasado en las montañas de Yoro, ubicadas al norte de Honduras.

Indicó que la idea era seguir exploraciones basadas en hallazgos previos, como cuando científicos estadounidenses encontraron el fémur de un hadrosaurio en 1971.

La información de ese hallazgo, el único resto de dinosaurio encontrado en Centroamérica y que está en el Museo Nacional de Historia Natural de Washington, solo se conoció públicamente en Honduras en 2015.

1
 

 

Científicos hondureños hallan fósiles en Yoro. (AFP)


Zúniga explicó que el próximo año seguirán las investigaciones del cementerio de los osos perezosos en una zona donde anteriormente encontraron fósiles de dos tortugas y un armadillo gigante, aunque el objetivo principal es encontrar restos de dinosaurios.

La búsqueda de información sobre los animales extintos llevó al biólogo a revisar periódicos estadounidenses de 1933, que publicaron que el explorador asociado al Museo de la Universidad de Pensilvania, Gregory Mason, descubrió el fósil de un saurópodo en la cuenca del Río Aguán, en Yoro.

Según las informaciones, el hueso encontrado corresponde a las extremidades posteriores del dinosaurio.

Mason entregó el hueso a la Universidad de Pensilvania, pero Zúniga hizo las consultas y le informaron que no existe la pieza en el museo, aunque le enviaron copias de fotografías de la pieza.

Zúniga comentó que el hallazgo de fósiles de dinosaurios podría contribuir al desarrollo de teorías nuevas sobre la formación de Centroamérica.

Los científicos han llegado a conclusiones de que Norte y Centroamérica estuvieron separados en la época en que se extinguieron los dinosaurios, hacia 65 millones de años atrás, pero esa teoría podría cambiar si se comprueba la existencia de animales prehistóricos en Honduras.