AFTEROFFICE
culturas

Inauguran XV Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua

El idioma que hablamos 500 millones de personas fue celebrado con la inauguración, en el Palacio de Bellas Artes, del XV Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE).
Redacción
23 noviembre 2015 17:16 Última actualización 23 noviembre 2015 17:39
Tras la inauguración se entregó el ll Premio Internacional de Ensayo Pedro Henríquez Ureña al escritor Pedro Lastra. (Cortesía Conaculta)

Tras la inauguración se entregó el ll Premio Internacional de Ensayo Pedro Henríquez Ureña al escritor Pedro Lastra. (Cortesía Conaculta)

Para la memoria cultural de México será siempre un honor ser el país que convocó en 1951 a la conformación de la Asociación de Academias de la Lengua Española, celebrando la vitalidad del idioma que hoy compartimos más de 500 millones de personas en cuatro continentes.

Así lo expresó Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en representación del presidente Enrique Peña Nieto, durante la inauguración del XV Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), realizada este lunes 23 de noviembre en el Palacio de Bellas Artes.

En el acto, donde también se entregó el II Premio Internacional de Ensayo Pedro Henríquez Ureña al escritor chileno Pedro Lastra, estuvieron presentes Darío Villanueva, titular de la Asociación de Academias de la Lengua Española; Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua; Rebeca Grynspan, encargada de la Secretaría General Iberoamericana, y Humberto López Morales, secretario general de la ASALE.

Tovar y de Teresa celebró la presencia de 22 representantes de las academias del mundo, cuyo crecimiento, dijo, es muestra de la fuerza de la lengua en la que Cervantes escribió El Quijote hace 400 años y que hoy permite a millones de personas comunicarse, encontrarse, dialogar e imaginar.

Afirmó que las academias tienen la misión de mantener la unidad de la lengua, trabajo humanista en el sentido más literal de la palabra, que hace del idioma un territorio fértil donde florece el entendimiento de nuestras culturas, y es al mismo tiempo espejo donde mirarnos, instrumento de diálogo que conduce al acuerdo, a la comprensión de las divergencias y al análisis responsable de nuestra realidad.

Por su parte, Jaime Labastida, quien encabeza la Academia Mexicana de la Lengua, señaló que el español, idioma en que el pueblo canta, afirma y se expresa, forma parte de un patrimonio de identidad y fortalece la lengua como un hecho universal sin centro, o como una multiplicidad de centros que le confieren y añaden día con día toda su complejidad.

Tras la inauguración se entregó el ll Premio Internacional de Ensayo Pedro Henríquez Ureña al escritor Pedro Lastra, miembro de número de la Academia Chilena de la Lengua. El galardonado agradeció el reconocimiento y dijo que Henríquez Ureña fue el autor de la gran redención de la cultura, como lo llamó Alfonso Reyes a mediados del siglo XX.