AFTEROFFICE
culturas

Homenajean a “El Greco” en el 400 aniversario de su muerte

Toledo, lugar donde vivió y murió el pintor griego, fue recreada por la mirada actual de 13 artistas del mundo, en el proyecto “Toledocontemporánea”.
Notimex
17 febrero 2014 13:42 Última actualización 17 febrero 2014 14:7
Este año se cumplen 400 años de la muerte del pintor griego; hoy lo celebran en Toledo, España, lugar en donde murió (Internet)

Este año se cumplen 400 años de la muerte del pintor griego; hoy lo celebran en Toledo, España, lugar en donde murió (Internet)

La diversidad cultural, religiosa, social y arquitectónica de Toledo (España), lugar donde vivió y murió el pintor Doménikos Theotokópoulos, mejor conocido como “El Greco”, fue recreada por la mirada actual de 13 artistas del mundo en el proyecto “Toledocontemporánea”.

La Fundación El Greco 2014 y la galería Ivorypress presentaron la exposición que estará abierta hasta el próximo 18 de junio en la antigua Iglesia de San Marcos de Toledo, centro sur de España, y que destaca por la imagen, los contrastes de luz y narrativas de los artistas.

Esta exposición es la primera que se abre en Toledo, como parte de los festejos por el 400 aniversario de la muerte de “El Greco” este 2014; destaca también el epicentro de la convivencia de las religiones en siglos pasados. En la presentación de la exposición, la directora de Ivorypress, Elena Ochoa Foster, dijo que la muestra “crea una identidad de Toledo, las diferentes caras actuales, pero también históricas, divinas” de la ciudad que fue entorno del pintor griego.

“Hemos logrado crear una visión diferente, en la que el artista está satisfecho y el público dirá cómo ve a la ciudad a través de imágenes cuya intención no estaba preconcebida y que van más allá del retrato”, precisó.

En la presentación de la exposición, la directora de Ivorypress, Elena Ochoa Foster, dijo que la muestra “crea una identidad de Toledo, las diferentes caras actuales, pero también históricas, divinas” de la ciudad que fue entorno del pintor griego.

Ochoa destacó el hecho de que una israelí, judía, trabaje en el altar de una iglesia católica un proyecto de este tipo cierre el ciclo de Toledo como ciudad de convivencia de religiones”.