AFTEROFFICE
CULTURAS

Un pedazo de la corona de Napoleón Bonaparte puede ser tuyo

Este domingo una hoja de laurel de oro que fue quitada de la corona del emperador francés será llevada a subasta, y se espera que sea vendida a un precio hasta 300 veces mayor que su valor real, afirmó el subastador Jean-Pierre Osenat.
Reuters
15 noviembre 2017 13:55 Última actualización 15 noviembre 2017 18:50
Napoleón

(Reuters)

Un hoja de laurel de oro cortada de la corona del emperador francés Napoleón Bonaparte será subastada cerca de París este domingo.

Se espera que la pequeña decoración de tan solo 10 gramos de peso, con un valor de menos de 500 dólares si se derritiese para obtener su metal, llegue a venderse a un precio hasta 300 veces más alto, dijo el subastador Jean-Pierre Osenat. Su valor "claramente no se basa en el peso del oro, sino en el peso de la historia", agregó.

La famosa coronación de Napoleón como emperador tuvo lugar en la catedral parisina de Notre Dame en 1804, colocándose él en la cabeza la corona de laurel de estilo romano, a pesar de que el Papa Pío VII estaba allí presidiendo la ceremonia.

El hombre cuyo imperio en algún momento se extendió desde Barcelona hasta Hamburgo dijo que debía su autoridad a sí mismo y no a Dios.

1
 

 

Napoleón


La hoja en venta el domingo, sin embargo, nunca asistió a la ceremonia porque antes de comenzar la misma, Napoleón se quejó de que la corona era demasiado pesada, ordenando a su creador, Martin-Guillaume Biennais, que eliminase seis hojas. Cada una de las seis hijas de Biennais recibió una hoja. La que está en subasta ha permanecido en la familia desde entonces.

La corona, inspirada en la de laurel que llevaba el emperador romano Julio César, contenía más de cincuenta hojas y se fundió en 1819. "Esta pequeña hoja representa la grandeza de la historia de Napoleón", dijo Osenat.

1
 

 

Napoleón


Añadió que se esperaba que la hoja se vendiera entre 100 mil y 150 mil euros (118 mil 250-177 mil 375 dólares) en la casa de subastas que lleva su nombre en Fontainebleau, en las afueras de París.

Los postores también tendrán la oportunidad de comprar un chaleco de seda con bordado de plata usado por el emperador y una caja para maquillaje perteneciente a su esposa Josefina.

El famoso bicornio de Napoleón fue vendido en una subasta en 2014 a un postor surcoreano por 1.9 millones de euros, casi cinco veces más que el precio de salida.