AFTEROFFICE
deportes

Hinchas piden dimisión de presidente del Real Madrid

Aficionados del equipo 'merengue' pidieron con cánticos la dimisión del presidente Florentino Pérez en la despedida oficial del portero y capitán del club del futbol español, Iker Casillas, en el Santiago Bernabéu este lunes por la mañana.
Reuters
13 julio 2015 13:24 Última actualización 13 julio 2015 13:28
Un sonriente Casillas, que estrechó en dos ocasiones la mano de Pérez. (Reuters)

Un serie Iker Casillas, que estrechó en dos ocasiones la mano de Florentino Pérez. (Reuters)

MADRID.- Cientos de aficionados del Real Madrid pidieron con cánticos la dimisión del presidente Florentino Pérez en la despedida oficial del portero y capitán del club del fútbol español, Iker Casillas, en el Santiago Bernabéu el lunes por la mañana.

El equipo celebró un acto de despedida tras las críticas que suscitó la surrealista rueda de prensa que llevó a cabo el portero el domingo, en la que compareció solo y visiblemente emocionado en la sala de prensa para leer un comunicado.

Casillas, que a los 34 años deja su club de toda la vida tras 16 temporadas en el primer equipo para marcharse al Oporto, apareció en la tribuna VIP del Bernabéu el lunes junto a Pérez y leyó un breve comunicado antes de bajar al terreno de juego para aplaudir a los aficionados.

Cientos de hinchas congregados en los aledaños del estadio pidieron con cánticos la dimisión de Pérez previo a entrar en el campo, donde repitieron las consignas antes de dedicar una gran ovación al portero cuando posó con los 19 títulos que ha levantado durante su carrera con el Real Madrid, entre ellos tres Ligas de Campeones.

Casillas habló el domingo, después de que el diario El Mundo publicase una entrevista con sus padres -con los que tiene una relación turbulenta- en la que decían que Pérez había obligado a su hijo a marcharse del club. "Iker nos deja porque ese ha sido su deseo", dijo Pérez, agregando que el club intentará organizar un partido amistoso en homenaje al guardameta, probablemente contra el Oporto.

"Nadie del Real Madrid le ha pedido que dejase el club. A las leyendas y mitos hay que cuidarlos, e Iker lo es", afirmó Pérez. A pesar del enfado de algunos aficionados, no parece que la situación vaya a tener repercusiones para el magnate de la construcción, que se encuentra en su segundo mandato como presidente madridista.

Sin embargo, el contraste con lo ocurrido con su amigo y ex compañero en la selección Xavi Hernández desató críticas generalizadas por parte de la prensa, que acusó al Real Madrid de no haber tratado con suficiente respeto a una leyenda del club.