AFTEROFFICE
deportes

Henrik Stenson gana el Abierto Británico de golf

El sueco Henrik Stenson no dejó de sumar los mejores tiros de su carrera, uno tras otro, porque no había otra manera de vencer a Phil Mickelson en el Abierto Británico en un duelo que resultó épico.
AP
17 julio 2016 19:30 Última actualización 17 julio 2016 19:45
En la ceremonia de clausura, Stenson sostuvo la copa y agradeció a Mickelson por las emociones. (Reuters)

En la ceremonia de clausura, Stenson sostuvo la copa y agradeció a Mickelson por las emociones. (Reuters)

TROON, Escocia.- Henrik Stenson no dejó de sumar los mejores tiros de su carrera, uno tras otro, porque no había otra manera de vencer a Phil Mickelson en el Abierto Británico en un duelo que resultó épico.
Todo lo que el sueco quería era alzar la copa plateada, pero terminó con mucho más el domingo.

El último tiro de Stenson de su obra maestra fue un putt de seis metros (20 pies) para birdie en el hoyo 18 del Royal Troon que coronó una actuación de 63, ocho bajo par, con que igualó a Johnny Miller con la última ronda más baja para un campeonato major.

"Uno sabe que él (Mickelson) nunca va a dar marcha atrás y buscará birdies en cada hoyo", afirmó Stenson. "Así que yo traté de hacer lo mismo, y me siento encantado por haber terminado al frente y haber conseguido este trofeo".

Al apuntarse su primer título de un torneo major, Stenson se convirtió en el primer sueco en ganar uno de los máximos eventos del golf mundial. De paso, terminó con una cifra total de 264 golpes, 20 bajo par, la más baja para una jornada de 72 hoyos en la historia de los campeonatos major.

Stenson superó por tres tiros a Mickelson, quien tuvo un día de 65 golpes libres de bogey y cuyos 267 totales le habrían dado la victoria en todos excepto dos de los Abiertos Británicos en más de un siglo.

"Con 65 en la ronda final de un major generalmente es suficiente para ganar", afirmó Mickelson. Pero no esta vez. En la ceremonia de clausura, Stenson sostuvo la copa y agradeció a Mickelson por las emociones.

"Muchas gracias por una grandiosa batalla", declaró. Mickelson, por su parte dijo que había sido su mejor actuación en un torneo que no ganó.

El choque hizo recordar al llamado "Duelo Bajo el Sol" efectuado en la franja costera del condado Ayrshire del sureste de Escocia en 1977, cuando Tom Watson derrotó por un golpe a Jack Nicklaus en un juego que no se definió hasta el último hoyo.

Hasta ese birdie final, Stenson y Mickelson nunca estuvieron separados por más de dos tiros durante 40 hoyos consecutivos. Stenson tomó ventaja con un putt de 5,5 metros (18 pies) para birdie en el 14to hoyo, de par 3, y tomó el control por primera vez en todo el día con un magnífico tiro de 15,2 metros (50 pies) en el hoyo 15.

Stenson empezó a avanzar mientras la bola se hallaba a medio camino, jalando el puño en una inusual muestra de emoción del sueco de 40 años.

J.B. Holmes terminó en el tercer puesto, 14 puntos detrás.