AFTEROFFICE
deportes

Harden y Westbrook, en pugna por el MVP de la NBA

En el fin de semana del Juego de Estrellas de la NBA, James Harden, titular de la Conferencia Oeste, puede tomar ventaja sobre Russell Westbrook, suplente, en la lucha por el premio al Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés).
Alain Arenas
16 febrero 2017 22:9 Última actualización 17 febrero 2017 5:0
A falta de un tercio de la campaña 2016-17 de la NBA, ambos basquetbolistas deberán mantener su nivel. (Ismael Ángeles)

A falta de un tercio de la campaña 2016-17 de la NBA, ambos basquetbolistas deberán mantener su nivel. (Ismael Ángeles)

Russell Westbrook y James Harden nacieron en California, a sólo 38 kilómetros de distancia. El primero en Long Beach, el segundo en Los Ángeles. Cuando llegó el momento de inscribirse en la universidad, Westbrook se quedó en el estado y se comprometió con UCLA; Harden emigró y se integró a Arizona, pero ambos se convirtieron en estrellas del basquetbol colegial como movedores de balón.

Russell dio el salto a la NBA en 2008 con el recién creado Thunder de Oklahoma City. James se volvió profesional un año después y se integró al mismo equipo. Scott Brooks, entonces entrenador de la organización, decidió que el oriundo de Long Beach fuera el titular y relegó al novato a la banca.

En los tres años que Harden estuvo en la franquicia, nunca pudo hacerse de un puesto en la quinteta inicial. En la campaña 2011-12, su última con el equipo, perdió junto con Westbrook la final de la NBA ante el Heat de Miami.

La Barba, como apodan a Harden, pidió su traspaso en la temporada baja siguiente. Oklahoma City hizo un intento por retenerlo y le ofreció un contrato por cuatro años, 55 millones de dólares y el mismo rol de sexto hombre que desempeñaba.

“La oferta que me hizo el Thunder fue crucial para que yo me fuera del equipo. Si me hubieran ofrecido lo mismo que los Rockets de Houston me hubiera quedado feliz y hubiera jugado bajo sus condiciones”, dijo Harden, en una entrevista para el sitio Bleacher Report en julio de 2013.

El ofrecimiento de Houston incluyó un convenio por cinco años, 80 mdd y un puesto titular. En las cuatro campañas que lleva con el plantel texano, incrementó su producción ofensiva. En la temporada 2012-13, su última con Oklahoma City, registró 16.2 puntos por partido, mientras que en la presente campaña promedia 29.1.

Harden y Westbrook se reencontrarán una vez más este fin de semana en el Juego de las Estrellas de la NBA, el cual se disputará el próximo domingo entre la Conferencia Este y Oeste. Ambos defenderán a éste último combinado, aunque ahora será Harden el titular, mientras que Westbrook ocupará el banquillo.

“La pelea por el premio al Jugador Más Valioso (MVP, por sus siglas en inglés) está entre ellos dos; ni siquiera Stephen Curry o LeBron James se acercan. Lo que la Liga toma en cuenta es qué tanto el equipo depende de ellos y creo que sin ambos, tanto Houston (40-18) como Oklahoma City (32-25) estarían en una situación muy desfavorecedora. Quizá ni siquiera estarían en puestos para calificar a playoffs”, explica Gary Payton, ex jugador de la NBA entre 1991 y 2007.

Tom Herman, entrenador de los Rockets, dejó de rotar en esta temporada a Harden entre la posición de guardia y movedor de balón y lo dejó fijo en este último puesto. El movimiento mejoró su rendimiento en el departamento de asistencias. El año pasado repartió 7.5 por juego; en la vigente temporada registra 11.5, su cifra más alta desde que está en la NBA.

El pasado 5 de febrero el portal Oddshark publicó que las casas de apuestas de Las Vegas favorecen en la carrera por el MVP al jugador de Houston y que en segundo lugar estaba el de Oklahoma City. En tercer puesto se ubicó a LeBron James, en cuarto a Kevin Durant y en quinto a Kawhi Leonard.

“Westbrook demostró que no le pesó en su juego la partida de Kevin Durant, pero Harden hizo lo mismo con la salida de Dwight Howard, quien se fue a Atlanta. El punto definitivo para el ganador del premio puede ser con el récord con que terminen ambos equipos. James lleva ventaja hasta el momento y no se ve cómo Houston pueda perder el buen paso que lleva en la temporada”, agrega Payton.

A falta de un tercio de la campaña 2016-17 de la NBA, ambos basquetbolistas californianos deberán mantener su nivel y en la pelea a sus equipos por un boleto a postemporada, en busca del MVP, galardón que ninguno ha ganado hasta ahora.