AFTEROFFICE
culturas

"Hard Candy": la dulzura de volver presa al depredador

Una adolescente de 16 años tortura a un maniático sexual que le dobla la edad. La puesta en escena de Mario Mandujano es una adaptación de la cinta "Hard Candy" (David Slade, 2005), que causó conmoción en aquel entonces. Se está presentando en el Foro Shakespeare.
Alfonso Meza
28 agosto 2014 15:26 Última actualización 28 agosto 2014 15:33
El elenco está conformado por el actor Rodrigo Cachero y Begoña Narváez. (Tomada de Twitter de Mario Mandujano)

El elenco está conformado por el actor Rodrigo Cachero y Begoña Narváez. (Tomada de Twitter de Mario Mandujano)

La venganza es realmente dulce cuando una adolescente de 16 años tortura a un maniático sexual que le dobla la edad. Una historia "americana" que causó conmoción en la pantalla grande con la cinta Hard Candy (David Slade, 2005), y que el director teatral Mario Mandujano ha adaptado, dice, a la mexicana.

Hard Candy fue una película independiente, de características que se antojaban más para teatro. Así que después de contactar al guionista original, Brian Nelson, y conseguir su visto bueno sobre el texto que hizo el dramaturgo Luis Mario Moncada, decidimos respetar su eje temático, que es la autodefensa de alguien inocente, pero no tropicalizamos la historia”, señala Mandujano.

La trama ilustra el conflicto de Hayley Stark, una adolescente de 16 años, y Jeff, un fotógrafo 19 años mayor que ella, con una singular predilección por los retratos y las mujeres mucho más jóvenes que él. El inicial juego entre la presa y el depredador da un giro dramático cuando los papeles se invierten para plantear una nueva circunstancia: ¿quién es la verdadera víctima?

Hard Candy tiene muchísimas similitudes con la situación de nuestro país, porque plantea, en esencia, la situación de una autodefensa ante un abuso. Hace algunos meses en diferentes estados de la República hemos sido testigos de la aparición de las autodefensas y en ese clima, pero a menor escala, la historia de una adolescente y un hombre mayor no desafina con la problemática en que vivimos”, puntualiza el director.

Para Begoña Narváez gran parte del poder femenino está en el encanto de la seducción, la coquetería. Una actitud juguetona y también inteligente. Con 27 años de edad, Narváez es primeriza en el teatro y la puerta a su primera intervención en el mundo escénico ha sido el rol de Hayley Stark, el protagónico de la historia.

Con un elenco está conformado por el actor Rodrigo Cachero (Jeff Kohlver), Begoña Narváez (Hayley Stark) e Isha Oropeza, la obra, estrenada en México el año pasado, tiene presentaciones en el Foro Shakespeare (Zamora 7, Condesa), los viernes, sábados y domingos, hasta el 26 de octubre.