AFTEROFFICE
CULTURAS

Habrá 3 días de luto en Colombia por la muerte de García Márquez

El presidente colombiano Juan Manuel Santos decretó hoy tres días de duelo nacional por la muerte de Gabriel García Márquez, un escritor que, dijo, le enseñó a América Latina que no está condenada a cien años de soledad. 
AP
17 abril 2014 21:35 Última actualización 17 abril 2014 21:35
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia. (Reuters)

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia. (Reuters)

BOGOTÁ, COLOMBIA.- El presidente Juan Manuel Santos decretó tres días de duelo en Colombia, por lo que ordenó izar a media asta la bandera colombiana en las oficinas públicas del país.

"Colombia entera está de luto porque se nos ha ido nuestro Nobel", dijo Santos en un discurso de cuatro minutos desde la residencia oficial en la Ciudad Balneario de Cartagena, en la costa del caribe colombiano.

El Gabo falleció este jueves en la Ciudad de México, donde residía desde hace años. Para Santos, García Márquez fue "el colombiano en toda la historia del país que más lejos ha llevado el nombre de la patria". Asimismo, aseguró haber tenido una larga amistad con el autor de "Cien Años de Soledad", con quien, dijo, sí tuvo algunas diferencias. Sin embargo, señaló que El Gabo siempre lo apoyó para trabajar por la paz.

El mandatario, quien lleva desde 2012 negociaciones de paz con las guerrillas de las FARC, agregó que "para nosotros los colombianos Gabo no inventó el realismo mágico, sino que fue el mejor exponente de un país que en sí mismo es realismo mágico. Un país que combina alegría y dolor, poesía y conflicto, en el que las mariposas amarillas cruzan los senderos.... un país donde todo es posible, sobre todo la vida".

"Como gobierno y en homenaje a la memoria de Gabriel García Márquez he decretado duelo nacional por 3 días y he dado orden de que en todas las instituciones públicas se ice el pabellón nacional a media asta", añadió.

Además, agradeció a Gabriel Garcia Márquez por recordarle a Colombia y América Latina que "no estamos ni estaremos condenados a otros 100 años de soledad".