4 hábitos nocturnos para descansar, motivarte y ser más productivo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

4 hábitos nocturnos para descansar, motivarte y ser más productivo

COMPARTIR

···
After Office

4 hábitos nocturnos para descansar, motivarte y ser más productivo

Si luego de un largo día, sólo te acuestas hasta quedarte dormido en cualquier momento, estás desperdiciando un gran potencial de crecimiento y éxito junto con un sueño de calidad, que tan sólo te tomará 20 minutos de tu tiempo.

Redacción
22/01/2018

Has tenido un largo día y ya estás listo para relajarte hasta quedarte dormido en cualquier momento. 

Sin embargo, simplemente hacer eso significaría desperdiciar un gran potencial de crecimiento que te encamina al éxito, junto con un sueño de calidad.

La mayoría de la gente, desafortunadamente, luego de un largo día de trabajo, enciende su piloto automático y realiza un conjunto de actividades aleatorias hasta que finalmente quedarse dormido.

Si bien es importante relajarse, también es importante hacer una reflexión sobre lo que hiciste durante tu jornada. Al obtener conocimiento y lecciones del día, te estás preparando para el éxito a largo plazo, de acuerdo con la revista Inc. 

Tus hábitos nocturnos son fundamentales para preparar tu mente y tu cuerpo. Si estás buscando mejorar tu productividad y salud mientras llevas a cabo otras dinámicas, todo lo que necesita son 20 minutos haciendo estas cuatro actividades. 

1. Cinco minutos para aprender del día

Antes de comenzar a invocar la noche, es importante revisar tu día y analizar los eventos a lo largo del mismo. ¿Qué salió bien? ¿Qué no estuvo bien? Y lo más importante, ¿en qué área puedes crecer más a partir de mañana? ¿Y cómo vas a hacer esto?

El objetivo, ya sea por ejemplo construir un negocio de un millón de dólares o cualquier otro deseo, es buscar una mejora continua de al menos un uno por ciento. Otra buena razón para revisar tu día es evitar cometer el mismo error siempre. Al analizar y aprender, estás creciendo y evolucionando a un ritmo acelerado, lo que significa que alcanzarás tus objetivos más rápido que la persona promedio.

Comienza tu rutina nocturna identificando tres cosas que aprendiste y que puedes mejora. Esto te coloca en una mentalidad de crecimiento y empoderamiento.

2. Cinco minutos para reflexionar y agradecer

Algunas veces, tus días no irán de acuerdo a tu cronograma y esto puede provocarte un poco de frustración. A veces no podrás verificar todo lo que hay en tu lista de tareas pendientes.

Y en ese momento, es importante dar un paso atrás y mirar el panorama general. Sin gratitud y aprecio por el lugar donde te encuentras actualmente, es más probable que pierdas la perspectiva de tu progreso, lo que puede afectar tus niveles de motivación.

Tómate cinco minutos para identificar las pequeñas cosas que sucedieron durante el día por las que puedes mostrarte agradecido.

3. Cinco minutos para preparar tu mente para el éxito

Si no estás emocionalmente atado a tu objetivo, es fácil tambalear y perder la perspectiva debido a la gran cantidad de distracciones diarias.

Antes de ir a dormir, visualiza detalladamente todo lo que está trabajando. Entre más honesto seas con esto, más convincente te sentirás y aumentarás la probabilidad de actuar de forma coherente sin importar nada.

A través de la visualización detallada, entiendes por qué y cómo te sientes. Pero, aunque la visualización es importante, recuerda que nada supera la acción.

4. Cinco minutos para calmar tu mente

La vida es caótica y puede arrastrarte en numerosas direcciones si no estás enfocado. Por ello, la meditación es una actividad clave en tu camino para alcanzar tus objetivos y mejorar tu productividad.

La meditación ayuda con el estrés, el agotamiento, la inteligencia emocional, las formas leves de depresión y el insomnio, entre otras cosas.

Terminar tu rutina nocturna con cinco minutos de meditación no solo ayuda al despertar con otra actitud sino que te ayuda a enfocarte en el momento presente mientras te conectas con tu mundo interno. Esto puede evitar que pases pensando sin poder dormir.

Tomar veinte minutos en la noche para incorporar estos hábitos en tu rutina, puede hacer que cada día sea un éxito garantizado porque sin importar lo que suceda, ya estás escalando en la trayectoria de tu vida, tus negocios y tu salud.