AFTEROFFICE
deportes

Gustavo Matosas, sinónimo de efectividad
y éxito

El estratega esmeralda igualó la marca de Hugo Sánchez, al ganar anoche por segunda ocasión consecutiva el torneo Clausura 2014. Han sido los dos únicos técnicos en conseguir un bicampeonato en torneos cortos.
Luis Madrid Gutiérrez
19 mayo 2014 0:8 Última actualización 19 mayo 2014 5:0
Gustavo Matosas

En 2012 Matosas tomó las riendas del León, y en sólo 2 años lo hizo bicampeón. Los Pumas eran los únicos bicampeones del futbol mexicano. (Reuters)  

Gustavo Matosas nació en Argentina, pero decidió defender a Uruguay, país donde comenzó su carrera como director técnico luego de su retiro como jugador profesional. El primer equipo que tuvo bajo su mando fue el Danubio, con el que resultó campeón en su primera temporada en 2007.

Su llegada a México fue en 2011, para tomar las riendas de los Gallos Blancos del Querétaro, donde su principal misión era salvar al equipo del descenso, objetivo que logró en su torneo inaugural.

Matosas dejó la Primera División para dirigir al León desde 2012, con la única meta de llevarlo al máximo circuito del balompié mexicano. El uruguayo los condujo de vuelta a la división de honor en los primeros seis meses que estuvo al frente de los Panzas Verdes.

En el primer torneo de León en su regreso a la Primera División, Matosas logró clasificarlo a la liguilla, tras ocupar la tercera posición y haberse convertido en la revelación del Apertura 2012. Para el siguiente torneo los resultados no le acompañaron, pues quedaron décimos en la tabla general.

Su tercer torneo fue la culminación de su trabajo al coronarse campeón ante las Águilas del América en el Azteca con un contundente marcador global de 5-1. Desde su ascenso, Matosas lleva cuatro torneos al frente de la Fiera y ha ganado dos finales.

Diez años después, el estratega esmeralda igualó la marca de Hugo Sánchez. Han sido los dos únicos técnicos en conseguir un bicampeonato en torneos cortos. La diferencia principal entre estos dos radica en que el uruguayo lo consiguió en la mitad de tiempo que Hugo, quien tenía cuatro años al frente de los Pumas cuando lo logró en 2004.