AFTEROFFICE
REFLECTOR

Gracioso hasta para ser serio

El comediante Alex del Castillo cumple día a día con la noble tarea de hacer reír. Está consciente de que provocar una carcajada es más complicado en un mundo lleno de prisas, corajes y muchos estrés. 
Rosario Reyes
27 enero 2015 22:19 Última actualización 28 enero 2015 5:0
Alex del Castillo

Alex del Castillo

Con 45 años de trayectoria, el comediante Alex del Castillo ofrecerá mañana una única función de su espectáculo de pantomima, magia y música en El Cuevón Coapa.

¿Cómo descubrió que era comediante?

Desde niño, pero por necesidad, tuve que trabajar desde muy pequeño y como a los 18 años, que dejé mi casa, dije: “Ahora sí, voy a ser artista”. Estudié teatro y cuando hacía obras en plan serio, la gente se reía y mi director se enojaba, me decía: “oye, tu papel es serio”. Pues sí, pero me ganaba la risa.

¿Cómo se ha resistido al doble sentido y las groserías?

Tengo un gran problema para defender el humor blanco. Sin embargo, he estado en Telehit varias veces, estoy en un programa también, y los compañeros se encargan de decir las groserías.

¿Actualmente es más difícil hacer reír?

No, lo que es más difícil es el sistema, el estrés, las prisas, los corajes, las devaluaciones, todo eso hace que la gente parezca que está triste, pero no, lo que cambia son los modos de vida. El público siempre se va a reír, en las condiciones que esté, pero sí es más difícil con tanta crisis.