AFTEROFFICE
DEPORTES

GP de México complace a fanáticos de la F1 y desprotege a otros

La realización del Gran Premio de México en 2015 causó emoción entre los fanáticos del automovilismo. Sin embargo, los cambios afectarán a los 5 mil deportistas que utilizan diariamente las instalaciones de la Magdalena Mixhuca.
Domingo Aguilar / Ma. Del Refugio Melchor
31 julio 2014 22:9 Última actualización 01 agosto 2014 17:27
El piloto mexicano Sergio "Checo" Pérez tuvo problemas con su automóvil en las pruebas rumbo al GP de Hungría. (AP)

El piloto mexicano Sergio "Checo" Pérez será el centro de atención el próximo año. (AP)

La realización del Gran Premio de México en 2015 causó beneplácito, arrojará una derrama económica de 2 mil millones de dólares por las cinco ediciones firmadas, pero también provocará el desalojo de los aficionados al beisbol y afectará a los cinco mil deportistas que utilizan diariamente las instalaciones de la Magdalena Mixhuca.

“Que haya una carrera en México, no sólo en Estados Unidos y una en Brasil, te indica que hay potencial económico de desarrollo. Al mismo tiempo que llega México al calendario de 2015, también llega Azerbaiyán, que no tiene nada de tradición automovilística, pero mucho petróleo que fluye del mar Caspio. Están pidiendo un Gran Premio porque se quieren poner en el mapa”, dice Carlos Jalife, especialista en Fórmula Uno.

El pago por hacerse de una carrera depende de la ciudad sede. “Los emiratos compran un gran premio que les cuesta 50 millones de dólares, pero Mónaco, por ejemplo, no paga nada. México, país con más tradición, paga menos que los árabes. En 1992 se supone que para traer la carrera se pagaban tres millones de dólares”, agrega el experto.

Para que el serial nacional convoque a los cerca de 155 mil aficionados que se esperan por evento, Jalife asegura que la presencia de un piloto nacional es indispensable. “Los mexicanos siempre quieren apoyar a un mexicano, eso lo vimos en Champ Car. Cuando Adrián Fernández dejó la categoría y se fue a IndyCar se dio un bajón grande, pese a que había otros pilotos grandes como Michel Jourdain y Mario Domínguez”.

Que el Distrito Federal esté considerado para ser una de las últimas paradas de la competencia de monoplazas en 2015, hace más atractivo el evento, pero sólo “si es un año como éste en que está peleado”.
Sin embargo, el GP de México 2015 no fue del agrado de los fanáticos al beisbol, quienes ya no podrán asistir al Foro Sol.

Esta es una historia vieja para la afición capitalina, señala el comentarista deportivo José Segarra. “Fue muy triste que terminara lo relativo al parque del Seguro Social, que fue la casa del beisbol en el Distrito Federal durante décadas, desde 1955 hasta la temporada del 2000”.

Segarra considera que el Foro Sol no era un escenario adecuado para el Rey de los Deportes. “La verdad siempre se me hizo un estadio hechizo, no era un estadio propiamente de beisbol, se me hacía frío, no tenía esa esencia. Era problemático para llegar, había que subir muchas escaleras; más bien, era un buen foro para conciertos”.

Aunque los directivos de la escuadra escarlata todavía no anuncian oficialmente su nueva sede, todo indica que para la temporada 2015 les desagradó la opción de mudarse a Ciudad Universitaria, y la más viable sería jugar en el estadio Fray Nano o el de los Tranviarios, en lo que construyen su nueva casa.

“Habría que construir un estadio nuevo. Debe haber un terreno en el DF donde se pueda construir un parque bonito, funcional, no necesariamente para 25 mil espectadores, puede ser de 12, 15 mil aficionados, no tan costoso, pero que sea nuevo. Un equipo como Diablos Rojos merece tener un estadio propio”, afirma Segarra.

Da clic para agrandar la imagen

“para_tener_un_circuito_que_cumpla”title=“principales_modificaciones_al_autodromo_hermanos_rodriguez”