AFTEROFFICE
deportes

GP de Austria, uno de los más demandantes de F1

Según expertos, las sesiones de práctica serán fundamentales, ya que la adaptación del motor y la exactitud aerodinámica al circuito juegan un papel protagónico cuando se trata de atacar las vueltas pronunciadas. Se corre el domingo próximo.
Domingo Aguilar Mendiola
18 junio 2015 21:40 Última actualización 19 junio 2015 5:0
La competencia en Austria se dejó de festejar entre 2004 y 2013. El año pasado Nico Rosberg llegó en primer lugar. (Archivo)

La competencia en Austria se dejó de festejar entre 2004 y 2013. El año pasado Nico Rosberg llegó en primer lugar. (Archivo)

Las curvas y la altitud del Gran Premio de Austria son los retos a vencer para los pilotos e ingenieros que se presentarán en el Red Bull Ring desde hoy. Según expertos, las sesiones de práctica serán fundamentales, ya que la adaptación del motor y la exactitud aerodinámica al circuito juegan un papel protagónico cuando se trata de atacar las vueltas pronunciadas.

Jonathan Neale, encargado de operaciones de la escudería McLaren, destaca un par de características del entramado donde se compite este fin de semana: los cambios de altura en la pista “tienen cierto parecido con una montaña rusa”, dice el ingeniero, quien añade la alta velocidad en curvas que incrementa la fuerza G. “La parte más importante del reto será el enfriamiento, debido a la altitud. Es muy alta, por eso el mapeo del motor (adecuación electrónica de las propiedades del mismo) debe ser el indicado para tener buen abastecimiento de poder. En motores turbocargados, cuando hay baja presión atmosférica, se provoca una preignición, que es muy dañina”.

Cuando la central de poder trabaja más, la temperatura sube, y de acuerdo con Neale, los ajustes aerodinámicos son esenciales en el enfriamiento del carro y en la disminución del tiempo en la carrera. Fernando Tornello, especialista en automovilismo de Fox Sports, resalta que “los autos necesitarán una buena aerodinámica en curva, para que no pierdan tiempo mientras doblan. El circuito no tiene áreas violentas de frenado, pero sí mucha velocidad en las vueltas”.

La rapidez con la que se atacan las curvas tiene consecuencias para los pilotos. En algunas, los conductores llegan a experimentar una fuerza de 5.5G. “El giro representa mucha carga lateral, mucha fuerza G, y eso cansa más a los pilotos”, comenta Luis Manuel Chacho López. La tensión en el cuello aumenta para poder soportar ese tipo de impulsos cuando se está al volante. Con respecto a la manera en que se atacan los giros, el analista afirma que los ingenieros tienen un reto importante para conseguir que el auto no tenga consecuencias graves cuando se baja de la octava velocidad hasta las primeras.

La competencia en Austria se dejó de festejar entre 2004 y 2013, apenas el año pasado se reincorporó al campeonato de Fórmula Uno; Nico Rosberg celebró el primer lugar, mientras Lewis Hamiton fue segundo. Esta temporada, los pilotos de Mercedes ocupan los dos primeros sitios (Hamilton 151 puntos, Rosberg 134) antes de una carrera que, según Tornello, es de gran importancia porque es la penúltima de la primera mitad del campeonato.

Una de las ventajas de la escudería alemana, dice Neale, es que desde la inauguración en Australia, han sabido explotar y conjugar las características aerodinámicas y el rendimiento de su motor. McLaren ha logrado reducir la ventaja con respecto a Mercedes en tiempos de clasificación; al principio era de cinco segundos y ahora es de dos.

Fernando Alonso sugirió que su equipo debe concentrarse en mejorar el vehículo para 2016. El ingeniero británico del conjunto está de acuerdo y anticipó que con el trabajo que realizan, el próximo año obtendrán mejores resultados.