AFTEROFFICE
reflector

González Iñárritu pone a prueba su ego con 'Birdman'

"Esta es una película muy personal en el sentido de que fue una absoluta oportunidad de probar mi propio ego... yo no me estoy burlando de nadie más que de mí mismo", dijo el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu, al presentar en el Festival de cine de Morelia su más reciente película.
AP
17 octubre 2014 20:44 Última actualización 17 octubre 2014 20:52
El principio de la película, dijo González Iñárritu, fue precisamente explorar la autocrítica por la que pasan todos durante el proceso de creación. (AP)

El principio de la película, dijo González Iñárritu, fue precisamente explorar la autocrítica por la que pasan todos durante el proceso de creación. (AP)

MORELIA.- Mucho se ha hablado de que la nueva cinta del mexicano Alejandro González Iñárritu es el reflejo exacto de la carrera de Michael Keaton, su protagonista, al presentar a un actor que vivió su gloria interpretando a un superhéroe pero que tras décadas en el olvido se impone el reto de hacer un drama en el teatro de Broadway.

Para el mexicano, su melodrama va más allá. "Esta es una película muy personal en el sentido de que fue una absoluta oportunidad de probar mi propio ego... yo no me estoy burlando de nadie más que de mí mismo", dijo Iñárritu en conferencia de prensa en la primera jornada del Festival de Cine de Morelia, previo a la función de gala de su película.

"Me parece que todos los seres humanos en ese sentido somos patéticos y adorables, porque no hay nadie que no necesite la validación, todos la necesitamos", agregó sobre las motivaciones que tiene su personaje Riggan, quien escucha la voz de Birdman, el hombre pájaro al que interpretó, juzgándolo en todo momento.

El principio de la película, dijo, fue precisamente explorar la autocrítica por la que pasan todos durante el proceso de creación. "Mi proceso creativo no solamente tiene a un hombre pájaro, sino un ave de rapiña, donde siempre está inconforme, nunca está satisfecho, siempre lo podría hacer mejor y 20 minutos después te dice está increíble, y 20 minutos después: 'imbécil, esto es una mierda'''.

En gran parte, Riggan vive así al ser víctima de su propio éxito, y se siente culpable de haberse perdido momentos importantes, como el nacimiento de su hija (interpretada por Emma Stone) por estar bajo los reflectores. "Mi padre me decía, cuando tengas éxito, saboréalo y escúpelo. Haz gárgaras y escúpelo, porque es veneno", dijo el director, quien lamentó la muerte de su padre ocurrida este año.

La cinta, en la que también actúan Edward Norton, Naomi Watts y Zach Galifianakis, contó con el ganador del Oscar, Emmanuel El Chivo Lubezki, en la cinematografía. El director de cámara mexicano presenta una vez más impresionantes planos secuencia, para los que González Iñárritu dedicó muchos ensayos tratando de que fueran impecables, a pesar de no usar iluminación especial para cine.