AFTEROFFICE
BUENA VIDA

3 restaurantes para disfrutar la Final

¿Todavía no sabes dónde vas a ver la final del futbol mexicano? Si le vas al América o a los Tigres, o simplemente quieres pasar un buen rato, no dudes en visitar estas tres opciones de bares que te ofrecemos para la tarde de este domingo. 
Redacción
11 diciembre 2014 20:33 Última actualización 12 diciembre 2014 5:0

  

1
Loma Linda

  

Loma Linda

Dirección: Vialidad de la Barranca 6, Int. E N202, Ex Hacienda Jesús del Monte

Twitter: @RestLomaLinda

Facebook: RestLomaLinda

Teléfono: 5290-0149

Horario: Domingo a martes, de 13:00 a 20:00 horas (este domingo cierra cuando termine el partido); miércoles, de 13:00 a 22:00; jueves a sábado, de 13:00 a 1:00 horas

Los clásicos de la cocina del restaurante Loma Linda han conquistado cientos de paladares: empanadas de queso, carne, espinacas con queso o queso con elote, cortes de carne y las famosas crepas de cajeta.

Sin embargo, ahora puede disfrutar del nuevo menú de cenas a partir de las 19:00 horas, con platillos más ligeros como tostadas de atún, ensalada capresse Loma Linda, french dip o carpaccio de res.

Para la sobremesa puede pedir una copa de clericot o un espresso martini, o brindar por el campeón con alguna de sus etiquetas de vino mexicano, argentino, chileno, francés, español, estadounidense y kosher.

2
La Buena Barra

  

Buena Barra

Dirección: Aristóteles 124 esq. Masaryk, Polanco

Twitter: @LaBuenaBarraDF

Facebook: Labuenabarra

Teléfono: 5280-6699

Horario: Lunes a jueves, de 13:00 a 1:00; viernes y sábado, de 13:00 a 2:00; domingo, de 13:00 a 19:00 horas.

No hay mejor lugar para ver una final de Tigres que un restaurante regiomontano con un toque moderno.

La cantina contemporánea La Buena Barra se ha consolidado como una de los favoritas de San Pedro Garza García, Nuevo León, y también de la Ciudad de México desde su inauguración este año.

El menú creado por el chef de Monterrey, Ramón Moreno Leyva, es una conjunción de platillos clásicos del norte con un toque de autor. El lechón, proveniente de un rancho donde los cerdos son alimentados con frutas, es de primera calidad, con carne más magra y suave.
Las estrellas de la carta son el tradicional cabrito, cocinado a fuego lento con orégano y servido con tortillas, y la creación del lugar, barbachera, una suave barbacoa de arrachera servida dentro de una penca de maguey. Además de los típicos cortes de carne, costillas crocantes, chamorro y chicharrón, también ofrece opciones para los no tan carnívoros: tacos de jaiba, de escamoles, tostada de chapulines, carpaccio de betabel y aguachiles.

Este restaurante se caracteriza también por tener un amplio menú de coctelería con toque mexicano y una cava de más de 100 vinos.

3
TENNESSEE JACK'S HOUSE

   

Restaurantes

Dirección: Tamaulipas 80, Condesa

Twitter: @TennesseeCondesa

Facebook: TennesseeConde

Teléfono: 5211-8397

Horario: Jueves, de 11:00 a 2:00; viernes y sábado, de 11:00 a 3:00;
domingo a miércoles, de 11:00 a 00:30 horas.

Si lo que más le gusta para antes o después de comer es tomarse un whisky, al estilo de una estrella hollywoodense, este es el lugar ideal, ya que en Tennessee Jack’s House podrá disfrutar de todas las variantes de las etiquetas de Jack Daniel’s para servirse en las rocas o en alguno de sus cocteles (obviamente, su oferta también incluye otro tipo de licores).

Al tratarse de un restaurante de comida típica estadounidense, las tradicionales ribs, aderezadas con seis salsas distintas, o una de las 10 hamburguesas de su carta son el básico a ordenar.

Pero no es necesario que vaya directo al plato fuerte, recuerde que el encuentro por el título del futbol mexicano, el cual transmitirán en las siete pantallas gigantes con las que cuenta el lugar, dura 90 minutos, sin sumar el previo, para no llegar a las carreras, y el festejo, si es que ganó su equipo o el favorito de ambos.

Unas alitas de pollo de entrada, un jugo de carne, una ensalada o un sándwich son sólo algunas de las opciones que se ofrecen en el menú. Por ello, vaya con mucha hambre para satisfacer completamente su apetito sin culpa.