AFTEROFFICE
deportes

Golden State y Curry van por el récord de Chicago y Jordan

Los Warriors de Golden State están cerca de romper el récord de victorias en temporada regular de la NBA, pero los Spurs de San Antonio intentarán resguardar el legado de los Bulls de Chicago del mítico Michael Jordan.
Alain Arenas
05 abril 2016 22:0 Última actualización 06 abril 2016 5:0
Los Warriors marchan como la mejor ofensiva de la NBA en cuanto a puntos anotados por partido (115.3). (AP)

Los Warriors marchan como la mejor ofensiva de la NBA en cuanto a puntos anotados por partido (115.3). (AP)

Los Warriors de Golden State tienen en sus manos igualar o romper la marca de más victorias en temporada regular (72) que impusieron los Bulls de Chicago en la campaña 1995-96, entonces comandados por Michael Jordan; sin embargo, de sus cuatro partidos restantes, dos son ante los Spurs de San Antonio, que ya derrotaron a los californianos el pasado 19 de marzo.

En aquel encuentro que se jugó en Texas, los Spurs se convirtieron en el único equipo que ha mantenido por debajo de los 80 puntos a los actuales campeones. Esa noche, Stephen Curry y Klay Thompson, de Golden State, líderes de la NBA en triples, sólo encestaron un tiro cada uno.

“He pensado y analizado a Golden State como a ningún otro equipo en mi carrera. Cuando veo la rapidez con la que mueven la pelota me sorprende y hace que me salga mi yo envidioso. Cuando veo que disparan y encestan sin oposición más que nadie en la Liga, es inspirador. Practican un gran baloncesto”, expresó Gregg Popovich, coach del cuadro texano, a ESPN el viernes pasado.

Los Warriors marchan como la mejor ofensiva de la NBA en cuanto a puntos anotados por partido (115.3), mejor promedio de triples encestados por encuentro (41.8 por ciento) y asistencias por juego (29). En el otro duelo que disputaron contra los Spurs en esta campaña (25 de enero en Oakland), dieron muestra de ello. La escuadra californiana anotó 120 puntos, promedió 51 por ciento de sus tiros encestados y repartió 31 asistencias.

Por otra parte, San Antonio tiene el récord de victorias de local en la actual campaña (39), la mejor diferencia de puntos de la Liga (11.6), es el equipo que menos puntos recibe en promedio (92.6) y es el cuadro que menos faltas comete por encuentro (17.6). En aquel duelo en marzo, los Spurs derrotaron por diferencia de ocho unidades a Golden State, permitieron 79 puntos y concedieron 19 faltas personales.

“Si miramos hacia atrás en la temporada, hemos perdido dos partidos de los últimos 10, uno de ellos, en nuestro peor juego, contra San Antonio. No pensamos romper el récord de victorias. Se ha hablado tanto de eso que los jugadores no tienen presión. Lo que les pido es que se concentren, como lo hemos hecho toda la temporada. Es exactamente la misma situación que yo viví esa campaña de 1996 con los Bulls”, comentó Steve Kerr, coach de los Warriors, el pasado lunes.
Los juegos entre ambos equipos serán mañana, en Golden State, y tres días después en San Antonio. Estos duelos también podrían definir al primer sembrado de la Conferencia Oeste para los playoffs.

EL RESTO DEL CAMINO
Los dos encuentros que le resta enfrentar a Golden State son contra los Grizzlies de Memphis, conjunto que pelea la calificación a la postemporada, pero que en dos duelos previos, el cuadro californiano los derrotó por 119-69 y 100-84, respectivamente.

El siguiente (9 de abril) será en casa de Memphis, equipo que ha ganado cuatro partidos de los últimos 15 y que acumula tres derrotas en fila como local. El segundo, y último juego de la campaña regular (13 de abril), será en Oakland, donde los Warriors tienen récord de 37 victorias y sólo una derrota.