AFTEROFFICE
deportes

Ginóbili y su último tango en la NBA

El argentino Emanuel Ginóbili es considerado por expertos como uno de los mejores jugadores extranjeros en la historia en la NBA. En esta campaña busca un quinto título que cierre con decoro su carrera profesional.
Alain Arenas
24 abril 2017 22:51 Última actualización 25 abril 2017 5:0
Ginóbili podría disputar hoy ante Memphis –en el partido 5 de la serie- el juego 202 de su carrera en los playoffs de la NBA. (Óscar Castro)

Ginóbili podría disputar hoy ante Memphis –en el partido 5 de la serie- el juego 202 de su carrera en los playoffs de la NBA. (Óscar Castro)

Emanuel Ginóbili perdió la titularidad y el protagonismo con los Spurs de San Antonio en las últimas dos temporadas. Entre ambas promedia menos de 20 minutos sobre la duela y registra menos de diez puntos por partido, las cifras más bajas de sus 15 años en la NBA. Pero su protagonismo en el equipo se refleja en los últimos instantes de los juegos que se definen por pocos puntos, de acuerdo a Gregg Popovich, su entrenador.

El coach lo colocó en esta campaña como su primera opción para que entre desde la banca en ese tipo de encuentros. Popovich dijo, en una conferencia en enero pasado previo a los Juegos Globales que se disputaron en la Ciudad de México de este año, que la experiencia y su capacidad de elección en los últimos minutos son fundamentales para el equipo.

“Es evidente que Ginóbili decidió esta temporada para tratar de ganar otro campeonato. Quiere demostrar que San Antonio no dependía de Tim Duncan y que el equipo era realmente la fortaleza de la organización. Pese a que sus números son muy discretos, es el jugador que puede dar la asistencia o hacer el enceste ganador para definir un juego de playoffs. Siempre ha trabajado para el bienestar del equipo”, explica Álvaro Martin, cronista de la cadena ESPN.

Manu –quien anunció que la presente campaña será la última de sucarrera- comenzó su trayectoria profesional en 1995 en el Andino Sport club, de la provincia de La Rioja, Argentina. Al año siguiente fue transferido al equipo de su ciudad natal, Estudiantes de Bahía Blanca. En 1998 dio el salto al basquetbol italiano con el Viola Reggio Calabria. Dos años después firmó con el Linder Bolonia, en el que ganaría una Euroliga, dos Copas Italianas y en el que sería reconocido con el premio al Jugador Más Valioso de la Liga en las campañas 2001 y 2002.

PERFIL
Fecha y lugar de nacimiento: 28 de julio de 1978 en Bahía Blanca, Argentina
Más rebotes en un partido: 15 contra Toronto (11/02/2008)
Más asistencias en un partido:15 contra Sacramento (1/03/2013)
Estatura: 1.98 metros
Mano con la dispara: Izquierda
Debut NBA: 29 de octubre de 2002 (contra Lakers)
Más puntos en un partido: 48 contra Phoenix (21/01/2005)
Draft NBA: 1999 (Segunda ronda; selección global 57)
Equipos: 1
(Spurs de San Antonio)
Peso: 92 kilos
Posición: Movedor de balón

Al final de esa última temporada fue fichado por los Spurs, con los que ganaría en su temporada de debut el primero de los cuatro campeonatos que posee. En 2004, en los Juegos Olímpicos de Atenas, lideró a la llamada ‘generación dorada’ del basquetbol argentino a ganar la medalla de oro, en el que venció a Estados Unidos en las semifinales y a Italia en la final. Fue galardonado como el mejor jugador del certamen.

“El éxito que tiene y en general el de esa camada de jugadores generó mayor afición para el basquetbol local. Este deporte tuvo otro incremento de popularidad cuando la selección comenzó a ganar torneos de la FIBA y cuando obtuvieron la segunda medalla olímpica en Beijing 2008 (bronce). Manu fungió como un líder en sus años en el representativo nacional y también como un modelo a seguir para otros jóvenes jugadores”, sostiene Marcelo Nogueira, editor de baloncesto del periódico argentino Diario Olé.

El movedor de balón fue el primer jugador argentino en emigrar a la NBA. A partir de sus buenas actuaciones y del desempeño del representativo argentino en los Juegos de Atenas 2004, 11 jugadores emigraron a la Liga. Actualmente hay cuatro argentinos que juegan en el certamen.

Nogueira explica que el legado del oriundo de Bahía Blanca en la NBA es difícil de comparar. Menciona que es uno de los tres mejores jugadores de la historia de la Liga, que no jugaron previamente en el baloncesto colegial de los Estados Unidos. “Su talento prácticamente proviene del barrio”, resume.

Ginóbili podría disputar hoy ante Memphis –en el partido 5 de la serie- el juego 202 de su carrera en los playoffs de la NBA. Se coloca como el décimo de toda la historia en ese departamento y el latinoamericano mejor ubicado. Se encuentra dos encuentros por debajo de LeBron James –que también disputa la presente postemporada- y siete menos que Scottie Pipen, leyenda de los Bulls de Chicago. Si San Antonio califica a las semifinales de la Conferencia Oeste, el argentino podría empatar la marca del integrante al Salón de la Fama.

En la presente temporada, el sudamericano registra 69 juegos disputados y podría ampliar esa cifra a 71 si juega los dos juegos restantes de la serie de primera ronda de los playoffs contra Memphis. Sería su número más alto de partidos jugados en las últimas seis campañas.

“Pese a que juega pocos minutos sobre la duela, es un esfuerzo muy importante el que haya tenido tanta actividad. Hay que señalar que cuando entra desde la banca tiene que hacer sprints a máxima velocidad, porque el ritmo de la NBA y especialmente la forma de juego de San Antonio así lo requiere. La carrera de Ginóbili será recordada por años y será una referencia para los jugadores internacionales que quieran hacer carrera en la Liga”, sentencia Martin. Manu no volvera con la frente marchita.