AFTEROFFICE
DEPORTES

Gimnasta olímpica de EU acusa a médico de abuso sexual

McKayla Maroney, ganadora de oro y plata en Londres 2012, publicó una carta en Twitter donde cuenta que fue abusada sexualmente desde los 13 años por Larry Nassar, quien fuera médico del equipo femenil olímpico de gimnasia.
Redacción
18 octubre 2017 14:31 Última actualización 18 octubre 2017 16:12
McKayla Maroney

(https://www.teamusa.org)

La medallista olímpica McKayla Maroney reconoció este martes que fue víctima de abuso sexual durante varios años parte de quien fuera el médico del equipo olímpico de la disciplina.

"Fui abusada por el doctor Larry Nassar, el doctor del equipo de gimnasia femenil de Estados Unidos y del equipo olímpico. Nassar me dijo que yo estaba recibiendo 'un tratamiento médico necesario que él había estado aplicando a otros pacientes a lo largo de 30 años'."

En su cuenta de Twitter, la gimnasta estadounidense de 21 años publicó una carta en la que explica que el fenómeno del acoso y abuso sexual no es exclusivo de la farándula, sino que también aplica para el deporte y señaló que las cosas que tuvo que soportar para cumplir su sueño de llegar a las Olimpiadas fueron "innecesarias y asquerosas".

Maroney relata que los abusos comenzaron cuando tenía 13 años y asistía a su primer campo de entrenamiento de gimnasia en Texas y no terminó hasta que dejó de practicar la disciplina. "Pasó en Londres antes de que mi equipo y yo ganáramos la medalla de oro, y pasó antes de que yo ganara mi medalla de plata."


La medallista contó que la noche más espantosa de su vida fue cuando junto con el equipo, viababa a Tokio y el médico le dio una pastilla que la hizo dormir durante todo el vuelo, "y la próxima cosa que supe es que estaba sola con él en su habitación de hotel recibiendo un 'tratamiento'. Creí que iba a morir esa noche".

Maroney fue parte del equipo olímpico de gimnasia femenil de Estados Unidos, el cual se hizo con una medalla de oro en Londres 2012, además de haber ganado una de plata de manera individual.

1
 

 

McKayla Maroney


De acuerdo con el New York Times, Nassar está en prisión en el estado de Michigan y enfrenta 22 cargos de conducta sexual criminar en primer grado de al menos siete víctimas. La publicación indicó que el exmédico del equipo olímpico ha negado todas las acusaciones.

Si es condenado por cualquiera de éstos, podría afrontar una pena de cadena perpetua. Medios estadounidenses señalaron que la única atleta olímpica que hasta el momento se había atrevido a acusarlo públicamente había sido Jamie Dantzcher.

Además, el médico se ha declarado culpable de cargos de pornografía infantil y aguarda su sentencia sobre este caso para el 27 de noviembre.

#METOO
Maroney reconoció que se decidió a hacer público su caso tras el movimiento #MeToo, el hashtag nacido en Twitter con el cual muchas mujeres han admitido haber sufrido acoso y abuso sexual.

Días después de las acusaciones hechas públicas contra el productor Harvey Weinstein, la actriz Alyssa Milano, quien fuera una de las protagonistas de la serie Charmed, invitó a las mujeres a compartir su historia si alguna vez habían sufrido un caso de este tipo.


La invitación abrió un diluvio de confesiones. El tuit del 15 de octubre ha sido retuiteado casi 23 mil 600 veces, con 65 mil respuestas de mujeres (y hombres). Figuras públicas desde Silicon Valley hasta el Congreso también han expandido el debate a través de otras plataformas de redes sociales como Facebook e Instagram, incluida la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg.

Estrellas jóvenes de Hollywood, como la actriz de la versión estadounidense de Betty la fea, America Ferrera, han compartido sus amargas experiencias. Mujeres prominentes en el gobierno de Estados Unidos también respondieron rápidamente, ampliando el debate fuera de la industria cinematográfica y a lo largo de Internet.


La senadora Elizabeth Warren fue una de las primeras que respondió en Facebook, y varias congresistas también tuitearon usando el hashtag.

Incluso tres días después del tuit de Milano, Instagram, de Facebook, tenía al menos 457 mil 000 menciones. Sandberg estuvo entre los millones que debatieron sobre #MeToo en Facebook, diciendo en una publicación que está orgullosa de unirse a tanta gente "sacando hoy este elefante blanco de la sala".

Con información de Bloomberg