AFTEROFFICE
culturas

George Martin… réquiem por el oído

George Martin (1926-2016) convertía su estudio en un laboratorio de sonidos insólitos. La relación con The Beatles es, quizá, la sociedad más importante de la historia de la música contemporánea.
Octavio Echávarri
09 marzo 2016 20:52 Última actualización 10 marzo 2016 5:0
George Martin fue pieza clave para que con su música, The Beatles pusieran los cimientos del rock sinfónico, del progresivo, de la psicodelia y de la world music. (Oscar Castro)

Con la muerte de George Martin el mundo ha perdido al productor musical más famoso del mundo. (Oscar Castro)

En enero de 1962 The Beatles realizaban una audición para el sello Decca. Los rechazaron. “Los grupos de guitarras no tienen futuro”, fue la justificación.

Unos meses más adelante, EMI firmó al grupo, aunque la disquera no tenía muy claro qué hacer con él. Finalmente los directivos decidieron mandarlo al subsello Parlophone, especializado en música clásica, que era dirigido por George Martin, y fue entonces que se dio el encuentro de la que es, quizá, la sociedad más importante de la historia de la música contemporánea.

A finales de ese año, la agrupación llegaba a la cima de la mano de su productor de cabecera, pero fue en 1965, con el lanzamiento de Rubber Soul, cuando la caja de Pandora se abrió y el mundo cambió por completo.

¿Por qué The Beatles son tan importantes? Pareciera obvio decir que debido a sus habilidades como músicos y compositores, pero también gracias a la paciencia, conocimientos, capacidad de orquestación, creatividad, guía y protección de George Martin.

A partir de 1966 se empezó a percibir una sensación de entusiasmo y energía futurística en el seno del grupo, como si hubiera la convicción de estar trazando una línea histórica. Las revolucionadas ideas de Lennon, McCartney y, en menor medida, de Harrison, aparentemente imposibles de realizar, cobraron vida gracias a los experimentos de Martin, quien convertía su estudio en un laboratorio en el que se podían ver y escuchar las cosas más insólitas.

VIDA DE ESTUDIO
Productor, arreglista, compositor y director de orquesta, George Martin nació el 3 de enero de 1926 en Londres. Produjo todos los álbumes de The Beatles, menos "Let It Be". Trabajó, además, con Elton John, Bob Dylan, Jeff Beck, Sting y John Williams.


Ejemplos de la mano de Martin en los temas de los cuatro británicos hay muchos: Strawberry Fields Forever, Eleanor Rigby, Yesterday, A Day in the Life y Tomorrow Never Knows son de los más destacados.

Pero, ¿qué hubiera pasado si en lugar de encontrarse con Martin la banda se hubiera topado con otro productor? ¿Cuánto habría tardado el desarrollo de los samples, de los loops y de efectos como el delay, el chorus y la reverberación? Se habrían inventado el harpsicordio y el mellotron? ¿Hasta cuándo se habrían usado los sistemas multitrack de grabación mayores a ocho canales?

Además de contribuir a todo ello, Martin fue pieza clave para que con su música, The Beatles pusieran los cimientos del rock sinfónico, del progresivo, de la psicodelia y de la world music.

El trabajo de esta afortunada asociación que cosechó aplausos y reconocimiento unánime, duró sólo ocho años, suficientes para modificar la forma de hacer y escuchar música. En suma, crearon el instructivo para componer, tocar, grabar y producir desde finales de la década de los 60.

Con la muerte de George Martin el mundo ha perdido al productor musical más famoso del mundo. En buena medida esa fama fue ganada por su trabajo con The Beatles entre 1962 y 1969, pero en sus créditos se cuentan artistas tan diversos como el jazzista Humphrey Lyttleton, los cómicos Peter Sellers y Michael Bentine, la legendaria cantante Ella Fitzgerald, los actores Sean Connery y Goldie Hawn y músicos de rock y pop como Billy J. Kramer & The Dakotas, America, Peter Gabriel, Jeff Beck, Elton John, Pete Townshend y Celine Dion, entre muchos otros.

En 1996 Martin fue el primer ingeniero de grabación-productor en ser distinguido Caballero por la Corona Británica, y una año después produjo para Elton John la versión del tema Candle in the Wind, dedicado a la muerte de la Princesa Diana, que se convirtió en el sencillo más vendido en la historia de la música popular.

En 1998 anunció su retiro, tras el lanzamiento de In My Life, una selección de temas de The Beatles, interpretadas por diversas figuras de la música y del cine, aunque en 2006 fungió como coproductor, junto a su hijo Giles, del álbum Love, una recopilación de la música del cuarteto de Liverpool para el espectáculo del Cirque du Soleil del mismo nombre.