AFTEROFFICE
culturas

Mayores de 50 años llenan las salas de cine

Un tercio de las personas que disfrutan de la pantalla grande tienen más de 50 años, gracias a que poseen más tiempo para el ocio y son más fieles a ciertos actores que vieron durante su juventud, asegura un estudio realizado por  la firma Movio.
AFP
30 marzo 2017 18:17 Última actualización 30 marzo 2017 18:35
cine

cine

Más de una tercera parte de las personas que van al cine son mayores de 50 años y podrían convertirse en una nueva veta para los productores de Hollywood, según un estudio publicado a propósito del festival CinemaCon de Las Vegas.

Este estudio, realizado por la firma Movio para la Asociación Estadounidense de Jubilados AARP y publicado el miércoles, desmiente la idea de que los jóvenes frecuentan las salas de cine mientras que sus padres ven series de televisión.

Los mayores de 50 años podrían también "contribuir de manera significativa al éxito de los filmes en la taquilla" estadounidense, consideró Heather Nawrocki, directora de AARP encargada de las 'películas para adultos'.

"El público de más de 50 años tiene una renta disponible, más tiempo para el ocio y es mas fiel a ciertos actores. Es por lo tanto un grupo etario de gran valor", explicó a la AFP.

Los autores del estudio interrogaron a 500 mil estadounidenses que habían ido al cine por lo menos una vez en un año, que empezaron a registrar desde agosto de 2015.

El estudio muestra que la categoría de los espectadores de más de 50 años han contribuido a salvar un género de "thrillers maduros", en el que actúan actores profesionales más viejos.


Más de la mitad de los estadounidenses que han visto "Jack Reacher: Sin regreso", "Búsqueda implacable 3", "El aprendiz" y "Caminando entre tumbas" han sido mayores de 50 años.

Este fenómeno puede explicarse por los fans que envejecen al mismo tiempo que estrellas adultas como Liam Neeson, Kevin Costner y Tom Cruise, indicó la AARP.

Esta categoría también ha contribuido mucho al éxito de películas como "Rogue One: Una historia de Star Wars", cuyo público adulto fue del 27%.

Este público de mayor edad también puede contribuir a películas que sin su ayuda podrían sufrir para hacerse de un lugar en la taquilla.

"Sully: Hazaña en el Hudson" (2016), una película realizada por Clint Eastwood, de 86 años, con Tom Hanks, de 60 años, atrajo a un público compuesto en un 75% de personas de más de 50 años.