AFTEROFFICE
DEPORTES

9 genios que nunca saborearon un Mundial

La destreza en los pies no es garantía de éxito mundialista. A lo largo de la historia, muchos futbolistas con gran talento no pudieron saborear las mieles que ofrece una Copa del Mundo. 
Luis Madrid
09 julio 2014 22:2 Última actualización 10 julio 2014 7:17
1
Alfredo Di Stéfano (Argentina-España)

Alfredo Di Stéfano, el goleador del Real Madrid recién fallecido, defendió la camiseta de Argentina y España. Con La Albiceleste no fue al Mundial de Brasil 1950 debido a las diferencias políticas entre ambas naciones. Lo mismo sucedió para el siguiente torneo de Suiza 1954.

Para Suecia 1958, Di Stéfano jugó con España, pero el equipo no logró clasificar. Y, por si fuera poco, para Chile 1962, sufrió una lesión que lo dejó fuera de las canchas. 

Di Stéfano, en la cancha, demostró que fue el mejor futbolista de su época. (AP)
2
László Kubala (Hungría)

El delantero húngaro László Kubala es uno de los máximos goleadores del Barcelona, club con el que ganó 13 títulos de liga. Posee el récord de haber defendido la camiseta de tres selecciones nacionales distintas (Hungría, Checoslovaquia y España). Sin embargo, por una u otra razón, ninguna de sus escuadras logró participar en una justa mundialista. 

László Kubala
3
George Best (Irlanda del Norte)

George Best, de Irlanda del Norte, nunca pudo jugar una Copa del Mundo debido al bajo nivel de competencia de sus selecciones. Irlanda del Norte nunca figuró en el mapa futbolístico, pero él sí fue capaz de brillar en su club: el Manchester United, con el que ganó casi todo. Además, fue Balón de Oro en 1968. 

George Best
4
Bernd Schuster (Alemania)

El mediocampista alemán Bernd Schuster destacó más en el Barcelona que en su selección. Pese a haber sido nominado al Balón de Oro en 1981 y 1985, nunca destacó en su selección. Schuster sufrió una lesión que lo dejó fuera del Mundial de España 1982. Un año después, renunció a vestir la camiseta alemana. Nunca más volvió a ser convocado. 

Bernd Schuster
5
George Weah (Liberia)

George Weah tuvo la mala suerte de haber nacido en un país cuya selección siempre tuvo el grado de amateur. Pese a haber triunfado con el AC Milán de Italia, el atacante Weah nunca pudo viajar a una Copa del Mundo. En 1995, logró la hazaña: convertirse en el único jugador africano en ganar un Balón de Oro. 

George Weah
6
Eric Cantona (Francia)

Él es uno de los mejores artilleros que ha tenido Francia. Fue famoso por sus goles y su duro carácter. Después de un año de su debut con la Selección gala, insultó al entrenador Henri Michel, por lo que no fue convocado de nuevo hasta la llegada de Michel Platini.

Francia no clasificó a Italia 1990 y Estados Unidos 1994. A pesar de su retiro profesional en 1997, Cantona tuvo la posibilidad de jugar en el certamen organizado en su país, pero la mala relación con el técnico Aimè Jacquet lo dejó fuera del equipo que terminaría levantando la Copa.

Eric Cantona
7
Ryan Giggs (Gales)

El caso de Ryan Giggs es similar al de George Best. A pesar de ser europeo, su representativo nunca fue capaz de tener un óptimo nivel. Sin embargo, el defensa logró triunfar en Inglaterra con el Manchester United, en donde ganó 13 Premier League, 2 Champions League y 2 Copas Intercontinentales. 

Ryan Giggs
8
Frédéric Kanouté (Mali)

Nació en Mali, un país que constantemente aparece entre los más pobres del mundo. Por ello, no es raro saber que esta selección africana nunca ha participado en una Copa del Mundo. 

Kanouté se llevó dos copas UEFA, una Copa del Rey y una Supercopa de España con el club Sevilla. Además, fue declarado el Mejor Jugador Africano en 2007. 

Frédéric Kanouté
9
Arsenio Erico (Paraguay)

En Paraguay es considerado el mejor jugador que ha tenido el país. 

Arsenio Erico es el máximo anotador en la historia del futbol argentino. Jugó para el Club Atlético Independiente y lo ganó todo. Sin embargo, el bajo nivel de competencia de su selección fue el causante de que nunca haya sabido lo que es jugar un Mundial. 

Arsenio Erico