AFTEROFFICE
DEPORTES

Fuerzas federales vigilan con lupa el Abierto Mexicano de Tenis

Más de 1,500 efectivos federales entre policías, marinos y soldados, son los encargados de velar por la seguridad de uno de los eventos deportivos más importante del país: el Abierto Mexicano de Tenis, el cual comenzó hoy, en Acapulco. 
Enrique Villagómez
24 febrero 2014 17:5 Última actualización 24 febrero 2014 17:6
El Abierto Mexicano es el segundo más importante del continente. (Archivo)

El Abierto Mexicano es el segundo más importante del continente. (Archivo)

Unos mil 500 efectivos policiacos entre Federales, Marina, Ejército y fuerza estatal son los encargados de vigilar “minuciosamente” los alrededores de la sede del Abierto Mexicano de Tenis que comenzó este lunes en Acapulco.

De acuerdo con los organizadores, el evento “ya es un éxito” incluso antes de iniciar porque la respuesta de los patrocinadores excede a la invitación formal y la venta del torneo está garantizada desde muchos meses antes de que se lleve a cabo una nueva edición.

Para este 2014, el Grupo Pegaso del empresario Alejandro Burillo Azcárraga, quien es dueño de este evento deportivo, donó íntegra la taquilla que se obtuvo durante el fin de semana de calificación para apoyar las obras de reconstrucción que se llevan a cabo en la comunidad serrana de "El Edén", la cual resulto seriamente afectada por los fenómenos naturales Ingrid y Manuel durante su paso por Guerrero en septiembre pasado.

De acuerdo con la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (AHETA), existe un promedio de reservación hotelera para la zona diamante superior al 65 por ciento durante la semana del torneo, en tanto que para el fin de semana el índice de ocupación superara el 75 por ciento.

“Después de diciembre y semana santa, el periodo más importante para Acapulco es durante la celebración del Abierto Mexicano de Tenis”, afirmó el subsecretario de promoción turística de Guerrero Sergio Álvarez Menéndez.

Previo al arranque formal de la vigésimo primera edición del Abierto Mexicano de Tenis, los jugadores Grigor Dimitrov y Eugenie Bouchard, ofrecieron un partido de exhibición sobre una plataforma flotante instalada en medio de la bahía de Acapulco, como parte de las actividades promocionales que lleva a cabo este destino turístico paralelamente al desarrollo del torneo tenístico.